fusión entre Bankia y CaixaBank

Estas serían las consecuencias de la fusión entre Bankia y CaixaBank

La primordial consecuencia de generarse la fusión entre Bankia y CaixaBank es que daría origen a la primera entidad en España.

El nuevo conjunto contaría con unos activos por importe de seiscientos cincuenta millones de euros, unas seis mil seiscientos sucursales (cuatro mil cuatrocientos la entidad de origen catalán y más de dos mil doscientos de la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los cincuenta y uno empleados (treinta y cinco y seiscientos CaixaBank y dieciseis Bankia).

La fusión asistiría al proceso de consolidación bancaria reclamada desde distintos organismos en los últimos meses para hacer en frente de la crisis provocada por la pandemia de COVID-diecinueve.

En verdad, esta semana, el vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro de Economía del Gobierno de España, Luis de Guindos, consideraba «urgente» la consolidación bancaria a fin de abordar los inconvenientes de rentabilidad que existían ya antes de la crisis, mas que se han visto exacerbados por la pandemia.

Asimismo el gobernante del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguraba este pasado martes que veía margen a fin de que se generen más fusiones bancarias sin incurrir en el oligopolio, tanto en Europa como en España.

Otro elemento esencial de la operación es que supondría la privatización de Bankia, en tanto que en la actualidad el Estado tiene cerca del sesenta y dos por ciento de las acciones de la entidad.

Este proceso de privatización estaba prorrogado hasta finales de dos mil veintiuno, con la meta de dar margen al Gobierno para estudiar «todas las posibilidades» y aumentar al máximo el retorno del rescate bancario.

Hay que rememorar que, para reflotar Bankia, el Estado inyectó veintidos y cuatrocientos veinticuatro millones de euros en dos mil trece, de los que ha recuperado ya dos mil ochocientos sesenta y cuatro millones de euros (el doce con setenta y siete por ciento del total) con la venta de sendos bultos del siete,5 por ciento y el siete por ciento en dos mil catorce y en dos mil diecisiete, más setecientos cuarenta y uno millones pagados en dividendos, a los que el banco agrega cerca de cinco mil millones devueltos a preferentistas y minoristas de la salida a bolsa del dos mil once.

¿CUÁNDO SE LLEVARÍA A CABO LA OPERACIÓN?

La pretensión de las dos entidades es apurar los plazos y apresurar al límite los trámites pertinentes con la pretensión de tener ultimada su fusión antes que acabe el dos mil veinte, especifican fuentes del ámbito.

La operación está todavía en sus primeras fases, mas ha arrancado de forma fuerte, al contar con la bendición del supervisor del BCE y el Ministerio de Economía, no de este modo con la del asociado de la alianza de Gobierno, Unidas Podemos.

¿QUÉ ESTRUCTURA ACCIONARIAL RESULTARÍA DE LA FUSIÓN?

Conforme la ecuación de canje que se baraja, la Fundación La Caixa controlaría un treinta por ciento del conjunto resultante de la fusión, al paso que el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), bajaría su peso de prácticamente el sesenta y dos por ciento actual al catorce por ciento .

Con datos a cierre del jueves, la capitalización bursátil de CaixaBank ascendía a diez y ochocientos cincuenta y nueve millones de euros, al tiempo que la de Bankia se ubicaba en tres mil ciento setenta y ocho millones.

Si se tomaran como referencia estos datos para la ecuación de canje, los accionistas de CaixaBank tendrían el setenta por ciento de la nueva entidad, y los de Bankia el resto.

¿DÓNDE SE ENCONTRARÍA LA SEDE?

Si bien ninguna de las 2 entidades se ha pronunciado aún a este respecto, es previsible que la entidad resultante sostenga la sede en Valencia, donde la tienen hoy en día los dos bancos.

En lo que se refiere al organigrama, semeja que las entidades se sentirían cómodas dando el sillón de presidencia a José Ignacio Goirigolzarri y el puesto de consejero encargado plenipotenciario a Gonzalo Gortázar.

En el caso de José Sevilla, actual consejero encargado de Bankia, no se ha definido todavía si tendría encaje en el nuevo organigrama.

¿CUÁLES HAN SIDO LAS REACCIONES A ESTA OPERACIÓN?

Por la parte del Gobierno, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha señalado que el Ejecutivo deberá proseguir de cerca el proceso de fusión entre los dos bancos «en favor del interés general del país y de todos».

No obstante, el asociado de Gobierno del Partido Socialista Obrero Español, Unidas Podemos, ha considerado «preocupante» esta posible operación debido a los peligros para la competencia del mercado, la estabilidad del ámbito financiero, la utilización en las entidades y la restauración de ayudas.

Además de esto, la capacitación ‘morada’ ha rechazado una «reprivatización» de Bankia y ha reivincidado la necesidad de contar con una «banca pública eficiente» para «impulsar la modernización del tejido productivo» y piensa que la entidad encabezada por José Ignacio Goirigolzarri «puede ser el feto para ello».

De exactamente la misma opinión son Facua, Asufin o bien Más País, que asevera que esta operación es «una irresponsabilidad» y una «privatización enmascarada de Bankia», entidad «rescatada con el dinero de todos y cada uno de los españoles».

También, Adicae ha advertido de que sus equipos técnicos dedicarán sus sacrificios a observar de manera estrecha que los servicios contratados por los trece con siete millones de clientes del servicio de CaixaBank y los más de ocho millones de Bankia no se vean cambiados.

Por su lado, los secretarios generales de CCOO, Unai Sueco, y de Unión General de Trabajadores, Pepe Álvarez, han coincidido en pedir «medidas no traumáticas» para las plantillas de Caixabank y Bankia si se completa de forma exitosa la negociación para la fusión de las dos entidades.

En lo que se refiere al Partido Popular, piensa que una posible fusión entre Bankia y CaixaBank «será una nueva positiva para la economía española» aunque ha reclamado «transparencia en la operación, criterios de mercado y protección para clientes del servicio, depositantes y los trabajadores».

¿QUÉ OPINAN LOS ANALISTAS?

Diferentes analistas estiman que el anuncio de Bankia y CaixaBank abre la veda a fin de que se genere una nueva avalancha de fusiones bancarias.

Barclay’s, que calcula que la entidad resultante elevaría un dieciocho por ciento su beneficio en dos mil veintidos tras ajustar la red de oficinas (hay mil cuatrocientos sucursales que comparten apartado de correos), ha señalado que la consolidación es «positiva para el sector» y produciría grandes sinergias de costos.

Analistas de Investing.com piensan que el anuncio ha abierto la veda de una posible ola de fusiones bancarias y podría ser un punto de inicio para otras operaciones, una vez que el BCE haya advertido en numerosas ocasiones que la consolidación puede ser una vía para hacer en frente de la crisis del Covid-diecinueve.

De exactamente la misma opinión es el maestro de Banca en EAE Business School, Luis Losantos, que estima que esta fusión «no es solo real, sino ha sido impulsada por el Gobierno» y va a abrir el camino a una nueva avalancha de fusiones bancarias.

El directivo de inversiones financieras en Mutualidad de la Abogacía, Pedro del Pozo, ha tildado el anuncio de «positivo para los mercados, para el ámbito y para las 2 entidades», si bien ha recomendado prudencia a fin de que las esperanzas creadas en los mercados «no se vean frustradas» frente a un posible descalabro de las negociaciones, dada la fase preliminar en la que se halla el pacto y que esta operación se procuró en medio de la crisis de la deuda, no llevándose a efecto por último.

De su lado, el portavoz de eToro en España, Javier Molina, ha explicado que el anuncio de la operación supone, desde el punto de vista técnico, «una bocanada de impulso para todo el ámbito financiero, pudiendo producir interés y volumen entre los inversores», en un escenario en el que estaba cotizando en una situación «de máxima debilidad, con poco volumen y escaso interés inversor».

«En todo caso, no se debe olvidar que la tendencia de medio y largo plazo de todo el ámbito, no solo en España, sino más bien asimismo en Europa, prosigue siendo bajista y eso invita a determinada cautela. El campo se enfrena a un contexto de bajos géneros de interés, creciente competencia y la necesidad de apresurar la transformación digital», ha apuntado el portavoz de eToro.

Sánchez ve con buenos ojos la fusión de Bankia y CaixaBank

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *