Esta tirita de hidrogel te va a curar mejor que la usual

Esta tirita de hidrogel te va a curar mejor que la usual

Para cualquier arañazo o bien herida superficial en nuestra piel, la solución más veloz a fin de que esta se cure considerablemente más veloz y sin que se infecte es limpiarla y después taparla con un apósito, mas esta barrera no se implica en el proceso. O sea, no participa de forma activa a fin de que sane mejor. Ahora un equipo de estudiosos del Instituto Wyss de Ingeniería de Inspiración Biológica de la Universidad de Harvard han desarrollado un nuevo sistema para apresurar la cicatrización de heridas basado en hidrogeles sensibles al calor que son mecánicamente activos, flexibles, resistentes y antimicrobianos. Y los han llamado adhesivos activos (AAD).

Conforme adelanta SINC, uno de los líderes del proyecto, David Mooney, apunta que «estas nuevas ‘tiritas’ pueden cerrar heridas significativamente más veloz que otros métodos y prevenir el desarrollo bacteriano sin precisar ningún dispositivo o bien estímulo auxiliar. La tecnología tiene el potencial de ser empleada no solo para lesiones cutáneas, sino más bien asimismo para heridas crónicas, como las úlceras diabéticas, y como componentes de dispositivos para la administración de fármacos».

Esta clase de adhesivos activos se inspiran en los embriones en desarrollo, cuya piel es capaz de curarse por completo, sin formar tejido cicatricial. Para conseguirlo, «las células cutáneas embrionarias cerca de una herida generan fibras hechas de la proteína actina que se contraen para unir los bordes de la herida, como una bolsa de cordones que se cierran. Las células de la piel pierden esta capacidad cuando el embrión se desarrolla tras cierta edad, y cualquier lesión que ocurra tras ese instante causa inflamación y cicatrización a lo largo del proceso de sanación».

Para imitar estas fuerzas contráctiles, ampliaron el diseño de los hidrogeles y agregaron un polímero termorresistente conocido como PNIPAm, que repele el agua y se contrae a unos treinta y tres °C. Además de esto, se han incorporado nanopartículas de plata para otorgar protección antimicrobiana. Ya se ha probado en piel de cerdo y de ratones: la tirita se unió a la piel con una fuerza diez veces superior que las normales, se limitó el desarrollo de bacterias y se redujo el tamaño de herida en un cuarenta y cinco por ciento .

Fuente: SINC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *