¿Es bueno comer carne roja?

¿Es bueno comer carne roja?

Un esencial estudio dirigido por estudiosos de las universidades McMaster y Dalhousie descubrió que la reducción del consumo de carne roja y procesada tiene poco impacto en la salud. Para llegar a esta conclusión, un panel de científicos internacionales examinó de manera sistemática la patentiza y ha recomendado que la mayor parte de los adultos sigan comiendo sus niveles actuales de carne roja y procesada.

Los estudiosos efectuaron 4 revisiones sistemáticas centradas en ensayos controlados azarosos y estudios observacionales que observaron el impacto de la carne roja y el consumo de carne procesada en los resultados cardiometabólicos y del cáncer. En una revisión de doce ensayos efectuadas con cincuenta y cuatro personas, los estudiosos no hallaron una asociación estadísticamente significativa o bien esencial entre el consumo de carne y el peligro de enfermedad cardiaca, diabetes o bien cáncer.

En otras 3 revisiones sistemáticas de estudios que prosiguieron a millones de personas, se observó una reducción pequeñísima en el peligro entre aquellos que consumían 3 porciones menos de carne roja o bien procesada por semana, mas la asociación era dudosa.

Las revisiones se han publicado en Annals of Internal Medicine.

Gordon Guyatt, líder del estudio apuntó que el conjunto de investigación, un panel de catorce especialistas de 7 países, usó una metodología de revisión sistemática estricta, para pasar de la patentiza a las recomendaciones dietéticas.

“Existe un interés mundial en la alimentación y el tema de la carne roja particularmente – apunta Guyatt en un comunicado –. Las personas deben poder tomar resoluciones sobre su dieta dependiendo de la mejor información disponible”.

Por su lado, Bradley Johnston, coautor del estudio, asevera que su trabajo es contrario a muchas pautas nutricionales actuales.

“Este no es solo otro estudio sobre carne roja y procesada – concluye Johnston –, sino más bien una serie de revisiones sistemáticas de alta calidad que resultan en recomendaciones que pensamos que son considerablemente más trasparentes, robustas y fiables. Nos centramos solamente en los resultados de salud, y no consideramos el bienestar animal o bien las preocupaciones ambientales al hacer nuestras recomendaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *