¿En qué momento empieza el otoño?

El otoño arranca el primer día de la semana veintitres de septiembre de dos mil diecinueve, en concreto a las 9:50 am. (horario peninsular) en el hemisferio norte.

¿Por qué razón de año en año empieza el otoño en un instante determinado? Es más, ¿por qué razón cambia la data de las estaciones anualmente?

El otoño de dos mil diecinueve va a durar prácticamente noventa días, ochenta y nueve días y veinte horas y empieza al unísono en que llega la primavera en el hemisferio sur. El hecho de que cambie la data de las estaciones todos los años viene dado por el momento en que la Tierra pasa por una determinada situación de su órbita alrededor del Sol.

En el caso del otoño, esta situación es cuando el centro del Sol visto desde la Tierra cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente cara el sur. Es por este motivo que en este día la duración del día y la noche prácticamente es exactamente la misma, por eso asimismo se conozca este fenómeno como equinoccio de otoño.

Con respecto a las datas, su alteración se debe a la manera de la secuencia de los años conforme el calendario puesto que, como recordaremos, contamos con años bisiestos y años que no lo son, con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (año trópico).

Tras darle la bienvenida al primer día de otoño, los árboles se preparan para el invierno. ¿De qué forma lo hacen?

Las hojas de los árboles empiezan a mudar de color, mas solo en ciertos árboles. Como sabemos, existen 2 géneros de árboles, de hoja caduca y de hoja perenne. Las hojas de los árboles de hoja caduca cambian de color, mas los árboles de hoja perenne no lo hacen. A lo largo del otoño, los días son más cortos, con lo que los árboles no reciben la suficiente del sol para efectuar la fotosíntesis. Las hojas empiezan a perder clorofila y con esto su color verde: aparecen los colores amarillo y naranja. Cuando el comestible guardado se agota, la hoja muere, se vuelve cobrizo y cae del árbol. Esencialmente las hojas se secan y caen. Esto viene acompañado de una bajada general de temperaturas. Hemos llegado a la estación más melancólica y asimismo la que representa la temporada de cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *