En este zoo, los humanos son los que están en jaulas

El santuario Glen Garriff Conservation está ubicado en el área de Harrismith de la provincia de Free State de Suráfrica. Con prácticamente mil hectáreas de tamaño, ofrece a los visitantes la ocasión de reposar y relajarse muy cerca de los lugares turísticos y también históricos de los aledaños.

Este santuario de leones ha tenido la ocurrencia de concebir una forma de conocer de cerca a los grandes felinos sin que corran ningún género de riesgo: poniendo a los visitantes en una jaula. Los visitantes continúan en una jaula, usada frecuentemente por los fotógrafos de vida salvaje, para poder ver a los pasmantes leones africanos de una forma segura y alucinante. La jaula que emplean en el santuario fue donada por un fotógrafo profesional alemán que visita este santuario de forma regular.

Conforme comenta el personal del santuario de leones, un ingeniero examina de manera regular esta jaula para humanos, para cerciorarse de que pueda aguantar el peso seguramente caso de que un león salte encima de ella.

“Como santuario sin fines de lucro que se fundamenta solamente en donaciones, las tarifas de la jaula humana nos ofrecen un pequeño ingreso que nos ayuda de forma directa a nutrir y resguardar a los leones a nuestro cuidado», explica la fotógrafa y directiva de la compañía sin fines de lucro, Suzanne Scott.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *