Erario público

El Tesoro Público emite mañana letras a tres y nueve meses

El Tesoro Público vuelve a producir letras a tres y nueve meses siguiendo con su cronograma para el dos mil veinte pese a la pandemia de Covid-diecinueve

El Tesoro Público volverá esta semana a los mercados con una nueva emisión el martes en la que va a ofrecer a los inversores letras a tres y nueve meses, de manera que proseguirá avanzando en el cumplimiento de su programa de colocaciones del año vigente para mitigar el impacto del Covid-diecinueve.

La emisión va a ser la primera una vez que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) alcanzasen el pasado viernes un pacto sobre las peculiaridades de los doscientos cuarenta millones en préstamos del fondo europeo de rescates (MEDE) que los gobiernos van a poder emplear con la única condición de financiar gastos sanitarios directos o bien indirectos.

El organismo dependiente dependiente del Ministerio de Temas Económicos y Transformación Digital está acelerando la emisión prevista para dos mil veinte con el objetivo de llegar al verano con una grado «muy alto» de cumplimiento del programa actual para hacer frente al impacto de la crisis del Covid-diecinueve, frente a la previsión de una mayor necesidad de financiación por los planes de ayudas.

De esta manera, este jueves emitirá letras a tres y nueve meses, con una referencia de un género de interés marginal del -0,290 por ciento en el primer caso y un tipo del 0,039 por ciento en el segundo registrado el pasado veintiuno de abril.

Tras la emisión del martes, el Tesoro efectuará una última subasta el jueves veinticinco de mayo, con la que va a cerrar el calendario previsto para el mes de mayo, si bien no es descartable que se generen auxiliares.

En la última emisión, festejada el pasado jueves, puso siete mil ciento quince millones y contuvo los costos, aun bajando la rentabilidad en ciertos papeles.

COSTES «RELATIVAMENTE REDUCIDOS» Y «BUENA ACOGIDA» EN LOS MERCADOS

La vicepresidenta tercera de Temas Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, resaltó esta semana en el Congreso que el Tesoro Público se está financiando a unos costos «relativamente reducidos» y «alineados con los de la primera una parte del año pasado».

Además de esto, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, descartó de momento que España vaya a recurrir al MEDE, si bien ve «bien el instrumento», por el hecho de que ahora halla «buena acogida» en los mercados de deuda.

La estrategia de financiación para dos mil veinte anunciada a inicios de año, ya antes de la crisis del Covid-diecinueve, contempla una emisión neta de deuda pública de treinta y dos y quinientos millones de euros, lo que supone un siete con uno por ciento menos con respecto a la estrategia del año pasado, mas un sesenta y dos con ocho por ciento más con respecto a los diecinueve.960 millones por último emitidos a cierre de dos mil diecinueve.

Además, prevé una emisión salvaje de deuda pública de ciento noventa y seis mil quinientos cuatro millones para este año, un seis con dos por ciento menos que la estrategia de dos mil diecinueve y prevé conseguir toda la financiación neta por medio de la emisión de instrumentos a medio y a largo plazo.

El Tesoro capta seis mil quinientos treinta y cinco millones en deuda en un largo plazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *