El pegamento de los percebes podría salvar vidas

Una nueva substancia, inspirada en la capacidad adhesiva de los percebes, deja cerrar heridas en segundos

Por año se prácticamente un par de millones de personas mueren por perdida de sangre. Supervisar la hemorragia cerrando la herida de manera rápida es vital para salvar a las víctimas de accidentes. En nuestros días se usan productos solidificantes para sellar heridas, mas tardan minutos en hacer efecto, un tiempo que no siempre y en toda circunstancia se planeta tiene.

Un equipo del MIT busca una forma de frenar las hemorragias más eficaz, y la contestación podría llegar del mar: el pegamento de los percebes.

La sangre es un líquido complejo, compuesto de diferentes substancias y células. El mecanismo natural para parar una hemorragia es que las plaquetas taponen la herida y solidifiquen la sangre. Mas cuando las heridas son grandes, este mecanismo no es suficiente. En otros casos se pueden generar coágulos bastante difíciles de advertir que pueden ocasionar mayores inconvenientes. Es preciso contar con de una substancia capaz de adherirse a los tejidos en un medio húmedo, de ahí que los estudiosos del MIT se percataron de que algo de este modo ya existía en la naturaleza, puesto que los percebes se adhieren a las rocas sumergidas en el agua.

El Doctor Hyunwoo Yuk, directivo del estudio, describe de esta manera el problema: “Para nosotros todo es una máquina, aun el cuerpo humano. Hay fallos y rupturas, mas siempre y en toda circunstancia hay una forma de solucionarlo”. El doctor expresa de este modo de qué manera se le ocurrió la idea: “La fuerza que dirige a la evolución es la supervivencia. Si deseas solucionar un inconveniente, seguramente puedas localizar un animal que lo haya hecho”.

Cerrando heridas en segundos

El pegamento para heridas desarrollado por el equipo ha sido capaz de recortar hemorragias en el corazón y también hígado de ratas y cerdos en los que han poblado el producto. Lo más pasmante era la enorme velocidad con la que se sellaba la herida. En diez segundos el sangrado se había detenido, dejando al animal subsistir.

Este producto podría ser clave para situaciones de urgencia en las que se precisa estabilizar a los perjudicados para trasportarlos de forma segura al centro de salud. Mas aún queda mucho para desarrollar un pegamento que resulte útil, por el hecho de que el sellado es tan potente que podría complicar la cirugía tras parar la hemorragia.

Los resultados han impresionado a abundantes especialistas de la salud y a los veterinarios que trabajaron a lo largo de los ensayos con animales. Lo que es seguro es que la ciencia médica prosigue avanzando, en ocasiones con aliados tan inopinados como unos percebes.

Rapid and coagulation-independent haemostatic sealing by a paste inspired by barnacle glue

Créditos imagen de cabecera: Hyunwoo Yuk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *