El origen del nombre de los océanos de la Tierra

Océano Pacífico

Nos centramos en el año mil quinientos diecinueve, cuando el nauta portugués Fernando de Magallanes, contratado por España, empieza un viaje a través del océano Atlántico para buscar una senda occidental a las Islas de las Condimentas o bien islas Molucas (Indonesia) por medio de América del Sur. Tras retar mares peligrosos y navegar por medio de lo que ahora se conoce como el Estrecho de Magallanes, su pequeña flota entró en un océano ignoto en el mes de noviembre de mil quinientos veinte. Lo bautizó como pacífico, debido a la calma del agua en aquellos instantes y a los vientos convenientes. Sin saberlo, los exploradores se habían arriesgado en el océano más grande de la Tierra; la mayor de las cuencas oceánicas del planeta. Es tan grande que todos y cada uno de los continentes del planeta podrían caber en la cuenca del Pacífico.

Océano Ártico

Ártico procede de la palabra griega ἀρκτικός (arktikos), que significa norte o bien cerca del oso, derivada de la palabra ἄρκτος (arktos) que es literalmente oso. Hace referencia a la constelación de la Osa Mayor, que es sobresaliente en el cielo del norte, o bien a la Osa Menor donde está Polaris, asimismo famosa como la Estrella del Norte, la más refulgente de esta constelación.

Océano Índico

Recibe este nombre por duchar las costas de la India y también Indonesia. El escritor romano Plinio el Viejo le dio el nombre de Oceanus Indicus, que significa “Océano Índico”. Más tarde, fue llamado como los océanos occidentales (por los cartógrafos chinos del siglo XV), océano Oriental (por los geógrafos occidentales a lo largo del siglo XVIII), al paso que los viejos helenos lo llamaron Mar Eritreo. En las etnias indias, se conocía como el Sindhu Mahasagara.

Océano Antártico

En un caso así, el nombre del océano hace referencia a su localización. Antártida, sencillamente significa lo opuesto al norte. Es el penúltimo océano en extensión y hace referencia a la oposición geográfica con respecto al Ártico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *