El ochenta y ocho por ciento de las compañías no hacen nada para reducir sus emisiones

Además de esto, solo una de cada 8 de las ciento sesenta compañías estudiadas estaba reduciendo sus emisiones on-line con el propósito marcado en el pacto climático de la ciudad de París de dos mil quince de sostener el calentamiento global bajo dos grados (tres con seis grados Fahrenheit) para final de siglo, en comparación con los niveles anteriores a la era industrial.

«En general vemos más progresos que retrocesos», apuntó Simon Dietz, maestro de política medioambiental en la London School of Economics y que coescribió el reporte y una investigación afín publicado el año pasado. «Mas la mayor parte de las compañías no están progresando». El reporte asegura que ha distinguido entre lo que las firmas han prometido y lo que verdaderamente han hecho.

Aparte de examinar la evolución de las compañías en la reducción de emisiones de dióxido de carbono, el informe tuvo presente la calidad de la administración por lo que respecta al cambio climático. Los autores concluyeron que las compañías de minería, electricidad y gas parecían singularmente centradas en el efecto que va a tener el cambio climático en sus negocios, alén de las consecuencias por el medioambiente.

El cambio climático y la manera en la que las compañías responden a él se está transformando en un factor cada vez más esencial para los grandes fondos que procuran decidir qué acciones adquirir. A ciertos inversores les preocupa que los límites en las emisiones corporativas de dióxido de carbono puedan afectar al valor de las compañías que no toman medidas para reducir sus emisiones.

Otras, singularmente las que tienen criterios éticos y medioambientales para invertir, ven la trasparencia sobre cuestiones climáticas como una forma de presionar a las compañías a fin de que hagan más por combatir el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *