El comedor escolar puede ser gratis y universal en España

Asegurar que todo el estudiantado de Primaria de los centros públicos, prácticamente dos millones de pequeños, fuera al comedor escolar de forma gratis costaría a las administraciones mil seiscientos sesenta y cuatro millones de euros anuales. Para esto, los diferentes gobiernos deberían acrecentar la partida actual de ciento noventa y uno millones en mil cuatrocientos setenta y dos millones más todos los años, lo que representa una inversión extra equivalente del cero con trece por ciento del PIB de España.

Así lo refleja el informe ‘Comedor escolar universal y gratuito: una meta asequible y urgente’, de Educo, en el que advierte del gran número de pequeños que no pueden acceder al comedor escolar pese a precisarlo.

El estudio calcula cuánto costaría que todo el estudiantado de Primaria de las escuelas públicas tuviese garantizado el comedor, tanto a nivel estatal como por comunidades autónomas. Hoy en día, más de setecientos dieciseis mil pequeños de primaria asisten al comedor escolar en centros públicos, lo que supone un costo anual de quinientos setenta y seis millones de euros.

De este costo, las administraciones públicas eficientes se encargan de ciento noventa y uno millones mediante las ayudas y becas, al paso que el resto lo aceptan las familias de su bolsillo.

Educo solicita poner el foco en la niñez más frágil

Mientras que llega la universalización del comedor escolar, Educo demanda poner el foco en la niñez más frágil. «El acceso universal y gratis al comedor escolar puede ser una realidad, España debe acrecentar la inversión pública para progresar la situación de los pequeños y las pequeñas y que se cumplan sus derechos. Nos semeja preocupante que en España 1 de cada tres pequeños esté bajo riesgo de pobreza y exclusión», ha explicado la directiva general de Educo, Pilar Orenes.

A su juicio, los sacrificios de los gobiernos «deben dirigirse a mitigar esta situación» ya que asegurar su acceso al comedor escolar «es uno de los pasos esenciales a proseguir a fin de que tengan una educación equitativa y exactamente las mismas oportunidades».

«Poder comer en la escuela garantiza que estén en un espacio seguro y protegido e estimula la asistencia a clase por la tarde, lo que ayuda a reducir la tasa de abandono, que en España es del dieciseis por ciento , y el descalabro escolar», ha añadido Orenes.

La ONG defiende que el comedor escolar y el espacio del mediodía son una parte del derecho a la educación de los pequeños y de su bienestar. No solamente se garantiza su nutrición, sino a lo largo de ese tiempo prosiguen aprendiendo hábitos sociales y nutricionales, se promueve la asistencia a clase, se relacionan con sus compañeros y compañeras, juegan, administran enfrentamientos, las familias pueden conciliar y se previenen el sobrepeso o la obesidad infantil, entre otros muchos.

Aparte del análisis presupuestario, Educo ha efectuado una investigación detallado del número de centros públicos de educación primaria que tienen comedor escolar como del total de pequeñas y pequeños que asisten a este servicio. En este sentido, Educo advierte de que no todas y cada una de las escuelas cuentan con comedor escolar.

El comedor escolar ha de estar garantizado en todos y cada uno de los centros

«Para que todos y cada uno de los pequeños puedan ir al comedor escolar, la primera cosa que hay que asegurar es que todos y cada uno de los centros de primaria cuenten con este espacio. Hemos visto que la cobertura es muy diferente en dependencia de la Comunidad Autónoma. Además de esto, a nivel estatal, no todo el estudiantado de primaria de los centros públicos va al comedor, porcentaje que cambia entre el cuatro por ciento y el setenta y ocho por ciento en dependencia del territorio», ha asegurado Orenes.

En España, el once por ciento del estudiantado recibe alguna ayuda o beca para el comedor escolar, lo que deja a miles y miles de pequeños y pequeñas sin acceso pese a precisarlo. Por todo ello, la ONG ha hecho llegar al Gobierno de España y a los gobiernos autonómicos sus solicitudes, centradas tanto en la universalización del comedor escolar como en el acceso del estudiantado más frágil.

Asimismo ha puesto en marcha la campaña ‘#AlimentaSuEducación’, para dar a conocer a la ciudadanía la relevancia del comedor escolar y el espacio del mediodía.

En dos mil trece, la organización empezó su proyecto de Becas Comedor Educo, cuyo objetivo es asegurar cuando menos una comida nutritiva y completa al día a pequeños y pequeñas que lo precisan tanto en la escuela como a lo largo de las vacaciones veraniegas.

Además de esto, el programa asimismo tiene una parte educativa a fin de que prosigan aprendiendo en las horas del mediodía a lo largo del curso escolar y en colonias y actividades recreativas en los meses estivales. Tras nueve años, la entidad ha concedido más de cincuenta y dos becas y ha facilitado más de cuatro,3 millones de comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *