El cerebro procesa las palabras y los sonidos separadamente

La manera en que el cerebro procesa las palabras que oímos para transformarlas en ideas es más difícil de lo que se pensaba

Hasta hace poco se tenía una idea aproximada de de qué forma entendemos las palabras cuando alguien nos habla (en un idioma que conozcamos, claro). Primero, los sonidos del habla llegan primero a nuestro oído interno como estímulos acústicos. Allá se transforman en señales eléctricas, que se transmiten al centro auditivo primario de nuestro cerebro. Para finalizar, estos impulsos son procesados por otras áreas del cerebro para transformarlos en palabras y oraciones, y por ende en ideas y conceptos.

Por lo menos eso es lo que pensaban los científicos hasta el instante, mas todo señala que no es de esta forma. Una investigación de la Universidad de California ha probado que esta idea es seguramente demasiado simple. En vez de acoplar los sonidos en serie para formar palabras y oraciones tal y como si se tratase de una cadena de montaje, el cerebro semeja procesar los estímulos auditivos en diferentes zonas paralelamente. Esto es, los sonidos y las palabras se procesan separadamente, no unos primero y otras después.

Para descubrir de qué manera el cerebro transforma las ondas sonoras en habla los científicos reclutaron a 9 pacientes que sufrían epilepsia o bien un tumor cerebral y a los que se les implantaron electrodos bajo el cráneo como preparación para la cirugía. Merced al elevado número de puntos de medición, pudieron por vez primera leer la señal en todas y cada una de las localizaciones esenciales de la corteza auditiva al tiempo.

El procesamiento del habla tiene sitio al unísono en múltiples zonas

Cuando las personas de la prueba escuchaban oraciones, las células inquietas del giro superior del lóbulo temporal se disparaban simultáneamente con las del centro auditivo primario. No obstante, asumiendo que los estímulos acústicos se procesan gradualmente, probablemente el lóbulo temporal responda tras el centro auditivo primario.

Ahora, los estudiosos estimularon ciertos haces inquietos de la corteza auditiva primaria. Si procesa las señales sonoras antes que lleguen a las zonas superiores, las interferencias deberían complicar la entendimiento del habla. No obstante, los participantes proseguían entendiendo las oraciones sin inconvenientes.

La naturaleza paralela del procesamiento del habla puede dar a los médicos nuevas ideas sobre de qué forma tratar enfermedades como la dislexia, en la que los pequeños tienen inconvenientes para identificar los sonidos del habla.

REFENRECIA

Parallel and distributed encoding of speech across human auditory cortex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *