El apogeo de los métodos educativos en línea

Los largos meses de pandemia han generado un alto interés por el planeta digital, puesto que sus múltiples beneficios han tolerado a la sociedad estar de manera continua conectada por medio de las herramientas digitales. Todos y cada uno de los campos se han visto obligados a amoldarse al campo tecnológico; incluyendo el educativo, uno de los más perjudicados.

Para mitigar las consecuencias de esas contrariedades o bien pues piensan que no es suficiente con lo que se enseña en la escuela, y pese a la crisis sanitaria y económica, muchos progenitores españoles han apostado por clases particulares o bien herramientas tecnológicas on line que dejen a sus hijos dominar los conocimientos básicos en asignaturas como matemáticas, lectura o bien idiomas.

En verdad, prácticamente 1 de cada cuatro pupilos asiste a clases particulares conforme el informe ‘Educación en la sombra en España: de qué manera las clases particulares se están transformando en un bien de primera necesidad’, de EsadeEcPol.

Teniendo presente las prioridades de las familias con hijos en este país y el apogeo que experimentan las clases particulares, Smartick, procedimiento de España de aprendizaje on-line de matemáticas y lectura líder a nivel del mundo, ha querido efectuar una comparativa de costo y de ventajas entre las distintas opciones que existen en el mercado.

Conforme sus cálculos, los métodos educativos on line son un setenta y cinco por ciento más asequibles que los profesores particulares y cuestan la mitad que las academias físicas.

Por no charlar del tiempo a invertir por la parte de los pequeños y de los progenitores. Desde Smartick han querido fortalecer el interés y la concentración plena de los más pequeños de la casa con sesiones adaptadas de quince minutos, donde se trabajan conocimientos y habilidades, al unísono que se promueven el ahínco, la autoestima y el trabajo autónomo.

Además de esto, los progenitores no deben corregir los ejercicios de sus hijos, en tanto que cuentan con tutoriales interactivos que explican los nuevos conceptos, y están permanente informados al poder efectuar el seguimiento de las sesiones merced a los informes inmediatos de resultados logrados.

Con estas metodologías digitales, los progenitores aprecian mejoras en las calificaciones de sus hijos desde los tres meses y, desde los seis, el nivel de los pupilos es superior al de su clase.

De esta manera lo prueban los datos recabados por Smartick, que asimismo asegura que el noventa y cuatro por ciento de los pequeños mejora en cálculo mental y el ochenta y tres por ciento sube la nota del instituto. En verdad, su última encuesta refleja que el setenta por ciento de los pequeños que los utiliza consigue una calificación igual o bien superior a ocho en su centro de educación.

La meta de Smartick es consolidar los conocimientos desde conceptos más fáciles a los más complejos y preparar a medio – largo plazo a los pequeños a fin de que dominen las matemáticas. En el caso de la entendimiento lectora, consiste en que los menores aprendan a leer, leyendo; aparte de promover su espíritu crítico mediante la lectura.

La Inteligencia Artificial como aliada de los métodos educativos on-line

La Inteligencia Artificial (IA) es una de las herramientas que emplean los métodos educativos on-line para progresar la calidad de su servicio.

El nivel de adaptabilidad a las capacidades y al comportamiento del pupilo es enormemente superior en comparación con el desarrollo que puede emplear una persona, puesto que la IA identifica las necesidades concretas de cada pequeño para diseñar un plan de estudios adaptado, ajustando el contenido al nivel y ritmo de cada menor.

Esta clase de métodos logra geniales resultados, con independencia del punto de inicio en el que se halle el pequeño, y lo más esencial, no se aplican para pruebas puntuales sino más bien para sentar las bases de forma sólida para el futuro.

Sobre Smartick

El procedimiento Smartick nace en dos mil nueve de la mano de 2 emprendedores españoles, Daniel González de Vega y Javier Riachuelo, graduados por Stanford University y Harvard Business School en sus Executive Program, respectivamente.

Tras un par de años de desarrollo, en el mes de septiembre de dos mil once sale al mercado la primera versión del programa Smartick Matemáticas. Desde ese momento, el procedimiento se actualiza cada cinco semanas con nuevos contenidos y mejoras en la usabilidad y algoritmia.

A inicios de dos mil veintiuno, la compañía lanzó el programa Smartick Lectura, para aprender a leer y progresar la compresión lectora.

Smartick ha recibido el reconocimiento de instituciones como el MIT (Massachusetts Institute of Technology), Harvard, INSEAD y Oxford University. Asimismo la Comisión Europea le confió la meta de aumentar al máximo el desempeño de los pequeños en edad escolar.

En dos mil dieciseis fue escogida como una de las quince mejores start-ups mundiales por el jurado de The Next Web en la ciudad de Nueva York. En dos mil dieciocho, el Congreso de los EE.UU. de la mano de Colin Powell reconoció con el “Eisenhower Fellowship” la tarea de Smartick en la educación mundial.

Miles y miles de pequeños de ciento ochenta y cinco países resuelven diariamente dos millones de ejercicios en Smartick, que cuenta con un equipo multidisciplinar formado por noventa y cinco personas: maestros, pedagogos, sicólogos, matemáticos, filólogos, ingenieros y programadores.

Viajes, laboral y compras on-line, los campos que producen más dudas entre los españoles en dos mil veintiuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *