El águila más grande del planeta cazaba como un águila y comía como un buitre

Imaginemos este monstruo volador: quince kilogramos de peso, tres metros de largo y garras de hasta nueve centímetros. El águila de Haast (Hieraaetus moorei), el águila más grande famosa, frecuentemente mataba presas más grandes que , y comía de forma afín a los buitres alimentándose de grandes cadáveres, conforme una nueva investigación publicada en la gaceta Proceedings of the Royal Society B.

El trabajo expone que estás águilas, ya extintas, cazaban como las águilas y se nutrían como los buitres. El gran pájaro cortaba el cadáver de su presa y también introducía su cabeza de manera profunda dentro de la presa, ya antes de devorar sus órganos internos, conforme especialistas del MuSeo de Canterbury.

Esta especie era más grande y pesada (entre un treinta-cuarenta por ciento más) que el águila viva más grande, el águila harpía (Harpia harpyja).

«La mayor parte de las águilas cazan presas que son más pequeñas que , mas el águila de Haast perseguía moa que podía pesar hasta doscientos kg, más de trece veces su peso anatómico», comenta Paul Scofield, curador primordial de historia natural en el MuSeo de Canterbury. «Los buitres asimismo acostumbran a comer animales que son considerablemente más grandes que, con lo que tiene sentido que tengan hábitos de nutrición afines». “Como resultado de esta investigación, cuando imaginamos a un águila de Haast alimentándose, podemos imaginarlo descendiendo en picado sobre un moa, agarrándolo con esas enormes garras y utilizando su poderoso pico para asestar el golpe mortal. En el momento en que bajaba el moa, el águila se dirigía de manera directa a la parte trasera del cráneo y a las tripas y otros órganos blandos”.

Increíble.

El águila de Haast fue descrita formalmente por Julius von Haast en mil ochocientos setenta y dos, y desde ese momento, los científicos han debatido si era un predador que mataba a otros animales para alimentarse o bien un buitre que se comía animales que habían fallecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *