doce ideas de decoración para el dormitorio primordial

doce ideas de decoración para el dormitorio primordial

Estoy presta a apostar que vas a pasar la mayoría del tiempo en tu habitación fuera de cualquier otro entorno de tu hogar. Sin embargo, decorar el dormitorio primordial que toque cada una de estas notas puede ser un tanto complicado: un espacio sosegado y organizado que te asista a conciliar el sueño sin sacrificar tu estilo y estética personal. Prosigue estos consejos para lograr un cambio de imagen en la habitación primordial sin gastar mucho dinero o bien tiempo.

Quizá asimismo te pueda interesar: diez espléndidas ideas para dormitorios adolescentes

Si tu cama no tiene cabecera, emplea una puerta de granero en su sitio para añadir textura y también interés a este dormitorio primordial rústico. Agrégale ciertas luces en los laterales para leer.

Un mapa viejo actuará como punto focal en una habitación fácil. Cómpralo en alguna tienda o bien mercado de segunda mano.

Las habitaciones habrían de ser un sitio para relajarse, mas eso no desea decir que deban ser desganadas. Sino más bien, mira qué linda luce esta pared pintada de color colorado-anaranjado.

En esta habitación de espacio reducido, un sofá cama es la solución para sentarse y/o tomar una siesta.

Un cuadro floral en la pared, un cojín con estampado de flores y un jarro lleno flores refrescan cualquier espacio.

No precisas calzarte cuando hay una alfombra suave bajo tus pies. Mantén ciertas mantas auxiliares en una canasta de mimbre al lado de la cama para conseguir una textura más agradable.

Despeja la mesa por la noche y deja únicamente lo esencial como una lámpara, una pieza sentimental, un pequeño florero y una canasta de mimbre con libros para leer ya antes de irte a dormir.

Extiende la pintura desde las paredes hasta el techo. El tono azul y la ropa de cama amarilla prueban que los tonos opuestos asimismo se atraen.

Si quieres añadir personalidad a una habitación neutral, añade una enorme pluralidad de texturas en el piso, en cama y en la pared.

Cambia las cortinas del dormitorio primordial, asegurándote de que sean suficientemente largas para llegar al piso y elige aquellas que tengan por lo menos el doble de ancho que el ancho de la ventana.

¿Qué mejor manera de despertarse con luz natural que justo a la vera de una ventana? Si tienes una ventana extensa, aprovéchala al límite poniendo tu cama debajo.

Con un anaquel flotante como mesa por la noche vas a poder ahorrar espacio en una habitación pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *