Divisan extraña criatura con tentáculos que semeja una flor

La primera cosa que pensaron los científicos fue que se habían encontrado con una Solumbellula monocephalus, conocida popularmente como pluma de mar, y que está vinculada con las medusas, los corales y las hidras. No obstante, no se atrevieron a calificarla de pluma de mar ya que esta solo se ha visto en los océanos Atlántico e Índico. Posiblemente nos hallemos frente a una nueva especie.

No fue la única pluma de mar con la que se cruzó el equipo de estudiosos. Instantes tras ver la primera, vieron otra, mas no pudieron grabarla. Los científicos han compartido el vídeo del avistamiento en el canal de YouTube de Ocean Exploration Trust, una O.N.G. que efectúa investigaciones en las profundidades marinas. En él se les oye fascinarse con el descubrimiento. Uno de los científicos de la expedición afirmó fuera de cámara: «Estoy desvariando», mientras que el vehículo operado por control a distancia (ROV) escaneaba el fondo marino y se aproximaba a la extraña criatura. «No estoy al filo de mi asiento ni nada», bromeó otro científico.

Steve Auscavitch, estudioso primordial de la expedición y biólogo de aguas profundas de la Universidad de la ciudad de Boston, describió el avistamiento como «alucinante». «Algunas veces, nos hallamos con algo que no aguardábamos ver, y esas acostumbran a ser las observaciones más sorprendentes», afirmó a Live Science. «Nos aproximábamos al final de nuestro crucero y estábamos en el fondo del mar cuando observamos las dos plumas de mar. La que captamos en vídeo era enorme, probablemente del mismo tamaño o más grande que el Hércules, nuestro ROV. Cuando vi esta increíble pluma de mar en vídeo, supe precisamente lo que podía ser».

Para asegurara que estaba en lo correcto, Auscavitch solicitó la opinión de los biólogos de la costa, quienes confirmaron sus sospechas. Ciertamente se trataba de una pluma de mar, un familiar del coral.

El biólogo supone que teniendo presente su enorme tamaño, el animal podría ser viejísimo, si bien no se aventura a dar una edad específica. Los corales de mar pueden vivir más de diez años y alcanzan la madurez a los 5 o 6.

«Ya antes de esto, jamás se había visto Solumbellula monocephalus en el Pacífico central y jamás se había recogido», afirmó Auscavitch.

El descubrimiento se genera curiosamente múltiples meses una vez que unos científicos españoles pusiesen nombre a dos nuevos géneros de plumas de mar: Pseudumbellula y Solumbellula, el último de los que incluiría a la criatura divisada últimamente. Esos descubrimientos se publicaron en el mes de febrero en la gaceta Invertebrate Systematics.

Los científicos aseveran que hay que continuar estudiando para confirmar que el ejemplar divisado es la primera Solumbellula monocephalus del Pacífico o si es una potencial nueva especie en la cuenca oceánica. «Descubrimientos como este son extraños, y jamás aguardábamos ver algo así», afirmó. «Lo más apasionante de esta investigación es que nos hallamos con estas cosas algunas veces, y verdaderamente amplía nuestro horizonte sobre dónde pueden vivir y existir animales en las profundidades del mar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *