Diferencias entre adquirir un piso sobre plano y un piso terminado

Cada vez hay más personas que deciden adquirir un piso de obra nueva.

En general, la adquisición de un piso es una cuestión cargada de interrogantes, que en ocasiones son difíciles de contestar. Todas y cada una de las personas presentan dudas en el momento de adquirir un piso nuevo, puesto que en el mercado hay libres un sinnúmero de residencias. Para no tener inconvenientes en este sentido, lo más conveniente es emplear algún portal inmobiliario experto en la busca de inmuebles.

Una de las dudas más frecuentes trata de las peculiaridades de los pisos nuevos, pues en ciertas ocasiones, las personas se guían solamente por el coste de la residencia nueva. Este no es el único factor que se debe tener en consideración, con lo que ahora vamos a examinar las primordiales ventajas de adquirir un piso de obra nueva.

Qué es un piso de obra nueva

A row of new townhouses or condominiums.

Cuando charlamos de un piso de obra nueva, nos referimos a un género de inmueble en el que no ha vivido absolutamente nadie. No todas y cada una de las residencias a estrenar son consideradas de obra nueva, puesto que estas deben cumplir con una serie de requisitos mínimos. Antes de seguir, resulta conveniente resaltar que la venta de obra nueva se halla en un enorme instante, algo que se puede ver reflejado en los proyectos de las promotoras.

Por poner un ejemplo, en los últimos tiempos se han lanzado al mercado inmuebles de obra nueva para todos y cada uno de los gustos y necesidades, los que van desde las residencias unifamiliares, hasta los pisos con múltiples dormitorios o bien los áticos con terraza. Un sinfín de posibilidades, que llama la atención de multitud de personas que no saben qué pisos de obra nueva adquirir.

Ventajas de adquirir un piso de obra nueva sobre un piso de segunda mano

Seguramente, la mayor ventaja de adquirir una residencia nueva es que absolutamente nadie ha vivido en ella. O sea, es un inmueble limpio que estrena el comprador, de forma que este se transforma en la primera persona que goza de sus peculiaridades. En contraste a las residencias de segunda mano, los pisos nuevos incluyen ciertos extras como materiales de construcción avanzados o bien mejores instalaciones comunes.

Mas si por algo resaltan las residencias de obra nueva es por la mayor vida útil de las edificaciones, algo que favorece de forma directa a los compradores, puesto que no deben efectuar reformas en un largo periodo de tiempo. Además de esto, los pisos nuevos acostumbran a ser más grandes que las casas viejas, pues ofrecen una distribución moderna que deja aprovechar mejor los espacios.

Por qué razón adquirir un piso de obra nueva sobre plano

En el momento de adquirir un piso nuevo, es fundamental saber distinguir las clases de residencias nuevas que existen en el mercado. Una de las opciones alternativas más señaladas es la de adquirir un piso sobre plano, puesto que el costo de estos inmuebles acostumbra a ser más reducido que el de las residencias ya construidas -en torno a un diez-quince por ciento menos-. No obstante, los beneficios de estos pisos van mucho alén del aspecto económico.

Y es que al adquirir un piso sobre plano, las personas pueden efectuar ciertas modificaciones para amoldarlo a sus necesidades específicas. De esta manera, los futuros dueños del inmueble pueden realizar pequeños cambios relacionados con la distribución, los materiales de fabricación o bien los acabados -género de suelo, color de las paredes, equipamiento del baño, etc.-.

Otra de los beneficios de hacerse con una residencia sobre plano es que las personas pueden seleccionar ciertos aspectos específicos que afectan a la residencia como la orientación, el número de dormitorios o bien la plaza de garaje. Además de esto, los compradores pueden escoger el género de residencia que más les agrada -bajo con jardín, ático con piscina-.

Por qué razón adquirir un piso de obra nueva terminado

Los pisos sobre plano son una alternativa muy aconsejable, no obstante, ciertas personas prefieren decantarse por la adquisición de una residencia de obra nueva terminada. Si por algo resaltan esta clase de inmuebles es pues las personas pueden ver su acabado final ya antes de tomar la resolución, o sea, pueden revisar las peculiaridades reales de la residencia -distribución, dimensiones, etc.-.

Mas sobre todo, la primordial ventaja de un piso de obra nueva terminado radica en la posibilidad de habitarlo de manera rápida. Y es que cuando se genera la firma de la escritura en el notario y se hace entrega de las llaves, el dueño puede comenzar a gozar de la residencia. Otra de los beneficios es que las personas pueden subrogarse al préstamo que tiene el promotor para edificar las residencias -si precisan hipoteca-.

Merced a este factor, los futuros dueños del inmueble de obra nueva terminado evitan abonar la tasación -valoración que se usa para determinar el coste real del inmueble-. Por otra parte, al adquirir un piso nuevo terminado es considerablemente más viable conocer a ciertos vecinos que viven en la edificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *