Descubren una nueva especie de tarántula que vive solo en el bambú

No todos y cada uno de los descubrimientos científicos implican que esté presente en un inicio un científico.

El tailandés JoCho Sippawat es un entusiasta de la vida salvaje y, como tal, vuelca esa pasión a través de Youtube, con vídeos de diferente naturaleza. Cuando se encontró con una tarántula viviendo en bambú mientras que cortaba esta planta en el bosque, cerca de su casa, se preguntó de qué especie se trataría. Con lo que se puso en contacto con el aracnólogo Narin Chomphuphuang de la Universidad de Khon Kaen en Tailandia.

Chomphuphuang pensó inmediatamente que se trataba de una nueva especie de tarántula, mas no pudo confirmarlo hasta realizar un viaje de campo para examinar y estudiar la curiosa araña.

Su equipo lo confirmó probando los órganos reproductivos de la tarántula. Varios géneros de tarántulas tienen claras alteraciones en el tamaño y la manera de estos órganos, siendo una genial forma de determinar si un ejemplar procede de un género totalmente nuevo o bien no.

Por último, su análisis concluyó que se trataba de un nuevo género y especie de tarántula. Ha sido bautizada como Taksinus bambus, un nombre en honor al rey tailandés del siglo XVIII Taksin el Grande y bambus, al ambiente en el que habita la araña.

«Es la primera tarántula del planeta con una biología ligada al bambú», ha comentado el aracnólogo tailandés.

Vive solamente en el bambú

Estas tarántulas no hacen orificios en los tallos de bambú. Taksinus bambus carece de las herramientas para horadar las cañas de bambú, con lo que depende de las fuerzas naturales o bien de animales como los escarabajos barrenadores (que comen bambú) y los roedores para aprovechar las aberturas. Una vez dentro, la tarántula edifica un «cilindro de retiro» de seda que sostiene segura a la araña y le ayuda a moverse con sencillez.

Sus descubridores afirman que es la primera vez en ciento cuatro años que alguien ha encontrado un nuevo género de tarántula en Asia. Su descubrimiento ha sido descrito en la gaceta Zookeys.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *