Desarrollan un perro lazarillo robótico para asistir a las personas ciegas

Gerardo Portilla, es el padre de la criatura. Estudioso en Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) su prototipo de robot cuadrúpedo con forma de can va camino de prestar asistencia a las personas dependientes. El can robótico emplea la inteligencia artificial y múltiples algoritmos que le dejan identificar objetos y personas. Además de esto, es capaz de aprender e incluso de tomar resoluciones.

¿Qué es un perro lazarillo?

Los perros lazarillos son perros entrenados para facilitar la vida diaria de una persona invidente. Son entrenados a lo largo de un par de años, para asistir a los humanos a moverse por su ambiente.

¿De qué manera tiene por nombre el cánido robot de España?

Este prototipo madrileño lleva por nombre Tefi. El original nombre procede de las iniciales del centro del CSIC en el que se está haciendo su programación: Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información (ITEFI), en la villa de Madrid.

Otro robots de 4 patas: el guepardo robot

Mini Cheetah, es otro cuadrúpedo robótico. Este guepardo de nueve kilogramos de metal, nació en E.U. y sorprendió al público por sus zapatetas y velocidad en carrera, como un guepardo de metal.
Mini Cheetah, además de esto es capaz de identificar la velocidad y dirección a la que va un objeto, lo que lo ha transformado en un cánido portero de futbol robot que no se deja marcar ni un gol.

Conectado al humano por una correa

El perro lazarillo robótico, está sujeto a una correa flexible que puede ser estirada, apretada o soltada, en vez de una estructura recia, como modelos precedentes. Esto deja que, por servirnos de un ejemplo, cuando el humano entra en un espacio estrecho, como podría ser el caso de un rincón de un corredor, el robot puede soltar la correa, lo que le deja posicionarse y reorientar su localización sin influir de forma directa en el individuo humano. Entonces, el robot puede dejar que la correa se vuelva a tensar para guiar al humano cara delante.

¿Qué hace el can robot?

  • Distingue objetos y personas.
  • Aprende automáticamente, memorizando merced a la cámara que lleva incorporada en la cabeza.
  • Se comunica con su dueño u otras personas a través de voz.
  • Se orienta: lleva un GPS para la navegación en exteriores y aprovecha herramientas como Google Maps para guiar a la persona a un sitio específico, como puede ser la parada del autobús, el centro de salud o un restorán.
  • Conecta con Google en tiempo real pudiendo conocer, por servirnos de un ejemplo, la situación del tráfico.

¿Para qué vale el can robot?

Entre sus utilidades están:

  • Guiar a personas invidentes.
  • Acudir a personas mayores.
  • Acudir a personas con degeneración cognitiva o demencia.
  • Acudir a enfermos de alzhéimer.

Ventajas de un perro lazarillo robot en frente de un perro lazarillo de veras

  • Precio: es considerablemente más económico que un perro lazarillo real.
  • Comunicación por voz: puede comunicarse por voz con la persona. Esto es realmente útil para una persona invidente que no puede ver ni interpretar el lenguaje de su can.
  • Higiene: no precisa salir para hacer sus necesidades. Las personas invidentes recogen los excrementos de sus perros, algo que no siempre y en todo momento resulta una labor simple para una persona ciega.
  • Adiestramiento largo: el adiestramiento para perro lazarillo dura múltiples años y al final no todos y cada uno de los perros entrenados acaban desempeñando el trabajo.
  • No enferma ni se lesiona: un can robot puede precisar una reparación, mas va a ser simple reemplazarlo por otro mientras que se “recupera” en el taller.

¿Qué contrariedades tiene un perro lazarillo robot?

  • Orientación en exteriores: aún está por investigar qué tal se orienta Tefi en el exterior, un entorno más variable y activo.
  • Trabajos de detección: se trabaja para dotar a Tefi de sensores que le dejen actuar de can detector y advertir señales de alarma, como un incremento de la presión arterial o la presencia de químicos volátiles en una residencia.

¿En qué ganan los perros de veras a los robots?

  • Compañía y cariño: acariciar a un can y mirarlo a los ojos nos hace sentir bien, y si bien estamos tras los ademanes que nos generan sensaciones afines interaccionando con perros robots, no deja de ser ficción.
  • Adiestramiento en la detección: los perros reales pueden ser entrenados para advertir y alertar sobre cualquier cosa. Desde una glucemia hasta un ataque de epilepsia.https://www.muyinteresante.es/salud/20903.html

Referencias:

Portilla, G. dos mil veintidos. El CSIC desarrolla un cánido-robot para guiar a personas dependientes o con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *