Yo decido cuando ser madre y ahora no es el momento

En este siglo XXI cada vez hay más mujeres que posponen la maternidad. La mujer española, por motivos médicos o personales, deciden tener hijos más tarde. Debido a los obstáculos de la propia biología de la mujer en cuanto a reproducción natural, la medicina reproductiva ofrece opciones, incluso para que la mujer dé a luz después de los 40 años. Por eso, queremos hablarte acerca de este tema tan defendido entre las féminas hoy en día: Yo decido cuándo ser madre y ahora no es el momento.

La mayoría de los médicos coinciden en que toda mujer debe plantearse, antes de cumplir los 35 años, si quieren ser madres. En este sentido, se estaría a tiempo de optar por alternativas con el fin de lograr su objetivo más adelante.  A la mujer de hoy se le solicita una planificación previa para su futura maternidad. Hay varias opciones en la medicina reproductiva para cumplir tu sueño de ser madre cuando decidas. Para ello es necesario recurrir a una Clínica de Reproducción Asistida.

La criopreservación o congelación de óvulos

La criopreservación de ovocitos consiste en estimular el ovario para obtener una cantidad elevada de óvulos que son extraídos en quirófano para luego ser conservados. Es una técnica muy exitosa y habitual de criopreservación. Si tienes tus dudas sobre congelar tus óvulos debes consultar con un médico especialista en fertilidad. 

Con la congelación de óvuloseliges cuándo ser madre, si no estás preparada para quedar embarazada ahora. En la criopreservación no se requiere semen porque los óvulos no se deben fecundar antes de su congelación. Sin embargo, será necesario usar medicamentos con el fin de producir múltiples óvulos para luego extraerlos. 

En qué consiste la congelación de óvulos

La congelación de óvulos implica que la mujer consuma medicamentos de fertilidad para que la producción y maduración de los óvulos aumenten. Luego, mientras la paciente está sedada, los médicos se encargarán de extraer esos óvulos. De cada paciente se pueden extraer alrededor de 15 óvulos, aunque esto depende de la fertilidad de la paciente.

Los óvulos no se mezclan con espermatozoides, se hace con un crioprotector (una solución usada para congelarlos). Lo que hace esta solución es proteger los óvulos durante la congelación. Esta congelación consiste en aplicar un proceso de congelación rápida llamada vitrificación o enfriamiento lento (que es cuando se almacena en nitrógeno líquido).

La congelación de los óvulos puede durar 10 años o menos (si la mujer lo desea), pero en ciertas circunstancias ese tiempo se puede extender hasta 55 años. Cuando la mujer quiere usar sus óvulos, se descongelan y luego se fertilizan. Para ello, en ocasiones se usa un procedimiento denominado inyección intracitoplasmática de espermatozoide (ICSI), que es cuando un experto embriólogo inyecta a cada óvulo un espermatozoide, pues así se eleva la posibilidad de fecundación.El proceso de criopreservación de ovocitos es un campo muy nuevo y cambia rápidamente, surgiendo avances nuevos, pero con pocos estudios sobre la fiabilidad del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *