De qué manera pintar un mural en la pared

Un mural de pared es una forma amena de crear una pared de acento o incorporar un toque ornamental a cualquier habitación de tu hogar. En este blog post te voy a dejar ciertas ideas de murales de pared y un par de consejos a fin de que puedas realizar este proyecto de bricolaje sin inconveniente.

Quizá asimismo te pueda interesar: De qué forma el arte mural puede hacer que tu habitación sea única

Los murales en la pared se han transformado en una alternativa popular para la decoración de paredes. Ya sea que seas un pintor experimentado o un novato, pintar un mural en la pared de tu hogar va a crear una característica ornamental pasmosa.

Los patrones geométricos son muy populares en los dormitorios de los adolescentes. Crear un patrón geométrico en la pared es un enorme proyecto para principiantes y para quienes no han pintado jamás superficies grandes a mano. Puedes crear cualquier clase de patrón en la pared, desde triángulos hasta líneas y zigzag, utilizando una cinta de pintor. Ya antes de volcar la pintura a tu pared, cerciórate de que estás satisfecho con la elección de los colores. Los colores primarios acostumbran a alumbrar las habitaciones que de otra forma estarían oscuras.

En lo que se refiere a las habitaciones de los pequeños, añadir un mural en una de las paredes los va a hacer sentir muy singulares. Lúcida la imaginación de los pequeños pintando escenas en las paredes de sus dormitorios como bosques, castillos o mercados al aire libre.

¿Quieres crear un entorno relajante en la habitación de los pequeños? Pinta las paredes de un color azul y dibújales nubes blancas esponjosas y rayos de sol. Si no t animas a hacer figuras por el hecho de que las consideras difíciles, despreocúpate pues puedes pegarles calcomanías. Estas vienen en una enorme pluralidad de formas, incluyendo animales, insectos, superhéroes, etc..

Si piensas que el arte de pared es únicamente para pequeños, piénsalo de nuevo. Convierte tu dormitorio en un oasis con un mural de pared y después agrega cortinas y difusores aromatizados.

A tomar en consideración ya antes de empezar a pintar

  • La pintura de látex autoimprimante es una genial opción para crear un mural en la pared. Es a base de agua, se mezcla de manera fácil, se adhiere a cualquier superficie firme sin precisar limar, incluyendo las refulgentes y, es idónea para crear una pared de acento.
  • Al elegir qué pared de acento utilizarás, en general desearás seleccionar la primera pared que ves cuando entras a una habitación.
  • Diferentes colores de pared pueden afectar a nuestro estado anímico. Al elegir qué colores utilizarás en tu mural, es esencial que complementen con el resto de la decoración.

Como agregar patrones a tu pared con una plantilla

  1. Elige la mejor pared de tu habitación para usarla como pared ornamental y ten a mano la plantilla que emplearás.
  2. Mueve los muebles fuera del camino y tapa los tomacorrientes. Resguarda el piso con una tela protectora y ten libre una escalera de tijera para asistirte a llegar a cada rincón de la pared.
  3. Para crear un patrón de plantilla alineado, mide para localizar el centro de la pared. Dibuja una línea vertical recta en el centro de la pared empleando un nivel y prosigue desde el techo hasta el piso con un lapicero de grafito. Entonces, dibuja una línea horizontal para intersecar la línea vertical que dibujaste previamente. Prosigue midiendo y dibujando las líneas verticales conforme al ancho de tu plantilla y tu pared.
  4. Pone la primera plantilla en la pared en la intersección de las líneas verticales y horizontales del centro. Asegura los bordes con cintas de pintor.
  5. Sumerge el pincel en la pintura y escurre para quitar el exceso. Esto evitará a eludir que la pintura se corra bajo la plantilla. Aplica la pintura a la plantilla y ya antes de quitarla, marca una línea con el lapicero en las 4 esquinas para utilizar como guía para la próxima colocación de la plantilla. Entonces, toma el rincón inferior y levanta poco a poco. Retira cualquier resto de pintura que pudiese haber en la parte trasera de la plantilla con un paño.
  6. Vuelve a aplicar la plantilla a la pared, utilizando las marcas que has trazado previamente como guía. Prosigue con este proceso hasta el momento en que hayas finalizado una columna vertical.
  7. Extiende una línea horizontal en la pared utilizando las marcas de la parte inferior de una de las plantillas en la columna vertical. Usa un nivel de ser preciso para cerciorarte de que la línea sea recta. Crea una nueva fila horizontal para emplear como guía.
  8. Repite esta técnica en toda la pared a través de la reiteración de pasos verticales y horizontales.
  9. Por último, retira cualquier recto de cinta de pintor y destapa los interruptores de luz y tomacorrientes. Remoja la plantilla en agua saponácea caliente para suprimir la pintura y guarda la plantilla en un lugar fresco y seco. Limpia los pinceles con agua y jabón y sigue enjuagando hasta el momento en que, al frotarlas en una tolla de papel, esta no quede manchada. Guarda los pinceles con la plantilla. Quita la tela protectora del suelo y vuelve a poner los muebles en su sitio.

Como pintar sin utilizar una plantilla

  1. Elige un diseño que complemente a la habitación.
  2. Ya antes de marcar la pared, haz un boceto en papel a fin de que tengas una representación visual del proyecto. Entonces, mide y dibuja una línea vertical y otra horizontal para localizar el centro preciso del papel. Conforme qué complejo sea el diseño, probablemente desees dibujar líneas auxiliares para hacer una cuadrícula.
  3. Mueve los muebles y tapa los interruptores de luz y los tomacorrientes. Resguarda el suelo con una tela protectora y ten libre una escalera de tijera a fin de que puedas llegar a cualquier rincón de la pared.
  4. Mide la altura de la pared, halla su punto medio y dibuja una línea horizontal empleando un nivel. Mide el ancho de la pared, halla el punto medio y dibuja una línea vertical usando el nivel. Dibuja el patrón en la pared con ayuda de un lapicero de grafito utilizando las líneas marcadas como guía.
  5. Una vez que hayas terminado de esbozar el dibujo pinta. Usa un pincel pequeño para pintar el contorno del mural. Cuando este esté completo, rellena con un pincel más grande.
  6. Destapa los interruptores de luz y los tomacorrientes. Limpia los pinceles con agua y jabón y seca el exceso de agua. Guarda en un sitio fresco y seco. Quita la tela protectora y vuelve a poner los muebles en la situación conveniente.

Importante: si piensas en eliminar las tapas de los interruptores de luz y de los tomacorrientes, apaga primero la fuente de nutrición y comprueba si pasa aun corriente con ayuda de un buscapolo. Si no pasa corriente, puedes trabajar sosegado.

Crear un mural de pared es una enorme forma de incorporar un diseño atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *