De qué forma tributan los planes de ahorro

Al instante de efectuar la Declaración de la Renta el impositor puede beneficiarse de múltiples exenciones, como es el caso de los Planes de ahorro en un largo plazo.

Los rendimientos positivos del capital moblaje provenientes de los seguros de vida, depósitos y contratos financieros por medio de los que se instrumenten los Planes de Ahorro a Largo Plazo quedan exentos del pago siempre y cuando el impositor no realice predisposición alguna del capital resultante del Plan ya antes de acabar el plazo de 5 años desde su apertura.

Cualquier predisposición del convocado capital o bien el incumplimiento de cualquier otro requisito de los previstos en los 5 años desde su apertura acarreará a que el impositor deba abonar por este término.

Planes individuales de ahorro sistemático

Están exentas las rentas que se pongan de manifiesto en el instante de la constitución de rentas de por vida aseguradas resultantes de los planes individuales de ahorro sistemático, como en la transformación de ciertos contratos de seguros de vida en planes individuales de ahorro sistemático en los términos y con los requisitos establecidos en la Ley del IRPF.

Hacienda demanda que los contratos de seguro de vida festejados con posterioridad a 1 de abril de dos mil diecinueve que instrumenten planes individuales de ahorro sistemático y en los que se establezcan mecanismos de reversión, periodos algunos de prestación o bien fórmulas de contraseguro en el caso de fallecimiento, cumplan una serie de requisitos.

Estos requisitos no se demandan ni resultan de aplicación a los contratos de seguro de vida festejados de antemano a 1 de abril de dos mil diecinueve, independientemente de que la constitución de la renta de por vida se realice tras esta dicha data.

Rentas de por vida

Del mismo modo que en el caso de los Planes de Ahorro Sistemático y por exactamente el mismo motivo, esto es, para asegurar que la aplicación de la exención de la ganancia patrimonial por reinversión en renta de por vida del artículo trescientos ochenta y tres de la Ley del IRPF cumple con la finalidad pretendida de promover el ahorro previsional por impositores mayores de sesenta y cinco años, se detallan los requisitos que deben cumplir las rentas de por vida empresas de seguros cuando se trate de contratos festejados con posterioridad a 1 de abril de dos mil diecinueve, en los que se establezcan mecanismos de reversión, periodos determinados de prestación o bien fórmulas de contraseguro en el caso de fallecimiento.

Requisitos que son exactamente los mismos que para los Planes de Ahorro Sistemático. Esta medida no es de aplicación a los contratos de seguros de vida festejados de antemano a 1 de abril de dos mil diecinueve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *