De qué forma renovar la cocina sin hacer obras

Pocas cosas son tan molestas como estar de obras en casa. Desgraciadamente, hay instantes en los que tu hogar precisará una visita de los albañiles; no obstante, si buscas hacer cambios en tu residencia, y más en concreto en tu cocina, no siempre y en todo momento vas a tener por qué pasar por ese trance.

Ahora, tienes varias ideas para reformar tu cocina sin hacer obras en casa.

Lámparas nuevas

Uno de los cambios más fáciles y vistosos es substituir las lámparas de la cocina por otras nuevas. Obviamente, a fin de que el cambio sea más conocido, deberás poner unas lámparas colgantes, si bien si tus lámparas ya lo eran, quizás sea más conveniente buscar el contraste de poner un plafón en el techo.

Cenefas adhesivas

Las cenefas adhesivas de vinilo son otra gran solución. Se pueden poner sin esmero tanto en las paredes de la cocina como en el moblaje y la transformación que dan es radical.

La enorme cantidad de diseños libres permite que puedas localizar la cenefa ideal para tu cocina.

Cambia el suelo

Si bien es esencial llevar la cabeza alta, asimismo lo es mirar por donde pisas. Es por eso que el suelo es otro de los elementos que puede darle un aire completamente renovado a tu cocina.

Las opciones más accesibles por las que puedes optar son: poner un suelo de vinilo o poner el suelo de tarima. Con paciencia y un tanto de maña, mismo vas a poder poner tu nuevo suelo.

Moblaje nuevo

Una obra supone hacer una reforma de tu cocina, alterarla para buscar nuevas posibilidades; sin embargo, no es preciso meter a los obreros en casa para tener una cocina nueva. La opción alternativa más simple es mudar los muebles de tu cocina: prueba a substituir tu mesa de siempre por una nueva, mesas auxiliares, unos taburetes… aun las cortinas para darle un aire diferente a tus ventanas.

Lo bueno de mudar los muebles es que es menos costoso y lo puedes hacer de forma gradual, conforme lo vayas necesitando y lo vayas pudiendo costear.

Cambia los tiradores de los muebles

En ocasiones, ni tan siquiera es preciso reemplazar los muebles de la cocina. Va a bastar con que les agregues algún pequeño detalle que aporte nuevos matices. Si no deseas complicarte la vida, puedes substituir los tiradores de los muebles por unos nuevos. Te sorprenderás de cuánto puede mudar una cocina con esta pequeña modificación.

Pone barras para colgar y estanterías

Para optimar el espacio de la cocina es preciso aprovechar cada rincón de la estancia. Como es lógico, las paredes ofrecen una buena ocasión de almacenamiento. ¿De qué forma? Instalando una barra en la que colgar objetos como sartenes, jarras, etc. o poniendo una estantería o una ménsula en la que dejar platos, vasos…

Nuevas luces LED

La iluminación puede darle un giro total a tu cocina. Los fotógrafos saben con seguridad que un mismo espacio puede mudar completo con otras luces. Prueba a poner puntos de luces LED bajo las estanterías y de las despensas. Emplea luces cálidas, mas que den una buena cantidad de luz. Si tu cocina es más futurista/minimalista, puedes decantarse por luces un tanto más frías, mas sin pasarte.

Cualquiera de estas sugerencias puede hacer que tu cocina recobre vida y que sientas como que la has alterado por completo. Si combinas múltiples de estas sugerencias, el efecto renovador puede verse muy potenciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *