De qué forma hacer una partición del disco duro, y sus ventajas

La partición divide un disco duro en múltiples discos. Podríamos asimilarlo a un pastel de chocolate que terminamos de hacer en casa: en las distintas capas hallamos los datos guardados, mas entonces podemos cortarlo en múltiples pedazos para servirlos a nuestros convidados. Si lo cortamos en 2 grandes porciones, en la primera se ubicarán todos nuestros ficheros, y la segunda se transformará en un espacio totalmente nuevo donde vamos a poder rellenar esas capas poquito a poco. Es el sistema operativo el que se hace cargo de hacer esta partición, frecuentemente en pedazos o bien espacios más pequeños. Por consiguiente, el resultado final, en lo relativo a macOS o bien a Windows, es que contamos con 2 o bien 3 unidades instaladas en vez de una (obviamente, el número va a depender de la cantidad de particiones que hayamos llevado a cabo, frecuentemente una o bien 2, como mucho).

Si estamos usando un PC de escritorio es obvio que podemos instalar físicamente un segundo disco duro, así sea interna o bien externamente. Es una alternativa añadida, considerablemente más ordenada que la partición, si bien obviamente va a tener un costo, puesto que vamos a deber gastar dinero en adquirir esa unidad auxiliar. Sin embargo, toda vez que tengamos espacio de almacenaje de más, la partición va a tener mucho más sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *