De este modo puedes eludir los más habituales

Internet puede parecer en ocasiones una jungla. Demasiado flujo de información hace que los timos y estafas estén siempre y en toda circunstancia al acecho. Las consecuencias de caer en uno de ellos siempre y en todo momento ocasionan demasiados inconvenientes, ya no solamente se trata de perder dinero, sino más bien de que una sensación de vulnerabilidad se apodera de nosotros. Absolutamente nadie está libre de ser víctima de un intento de estafa, mas por esa razón daremos unas pautas que eviten caer en la trampa. Va a bastar con continuar unas reglas de seguridad básicas para ponerlo poco a poco más bastante difícil a quienes están al acecho.

Los timos, internet es el enorme medio de proliferación

La picaresca siempre y en todo momento ha estado ahí, y con la llegada de una sociedad digitalizada, lo que hasta hace poco se efectuaba de forma presencial tiene su translación en Internet. Timos como el del tocomocho o bien la estampita han sido reemplazados por las estafas nigerianas, en las que de pronto nos procuran hacer opinar que somos herederos de una enorme fortuna.

En honor a la verdad, Internet es el medio de proliferación ideal para las estafas. Mas no debemos dejarnos llevar por esos cantos de sirena que siempre y en toda circunstancia suponen las estafas. Es, en el momento en que nos ocurre, cuando somos capaces de darnos cuenta de las pocas cautelas que se han tomado o bien de de qué forma nos hemos dejado mentir.

De qué forma reconocer una estafa

En general los timos y las estafas llegan por correo. Prosiguen siempre y en todo momento exactamente el mismo patrón, se trata de un correo que no hemos pedido y que es de un expedidor ignoto. En general se dirige a nosotros correctamente, mas hay algo que llama la atención, acostumbran a usar un castellano bastante particular, fruto de ser una traducción automática de Google.

En este correo se los hace saber que somos herederos de una esencial cantidad de dinero, o bien que bien, tenemos un ingreso en una cuenta bancaria del extranjero por una cantidad fundamental, y que para desbloquearla precisamos efectuar un ingreso económico en término de gastos de administración y de abogados. Quien escribe este correo acostumbra a ser esa persona, que se presenta como un mediador o bien como un profesional de derecho que nos va asistir en todos y cada uno de los trámites. No, en caso de que tuviéramos una herencia en otro país, se nos sería sería notificada de una forma completamente diferente, no a través de e-mail y, ni muchísimo menos, solicitando un dinero anteriormente.

Si cualquier día deseamos efectuar alguna prueba, va a bastar con responder a ese correo y enseñar nuestro interés. Vamos a ver de qué manera los mensajes cada vez son más insistentes, tenemos que efectuar una transferencia para poder acceder a esa cantidad millonaria que vamos a recibir en poquitos días. Mas lo más conveniente es no hacer caso a esos correos y mandarlos de manera directa a la papelera de reciclaje, como paso anterior lo vamos a marcar como correo no deseado.

El bulto que espera

Efectuamos tantas compras on-line que en ocasiones se nos cuela un mail apremiándonos a recoger un bulto. Hay que caminar con mucho cuidado, pues este correo nos enseña un link que al pinchar sobre el puede instalar malware en nuestro PC o bien nuestro móvil y perder gran cantidad de datos. Esta clase de correos son singularmente peligrosos por la razón que terminamos de comentar, muy frecuentemente perdemos la noción de qué bulto estamos aguardando. Mas ya antes de pinchar sobre ese link resulta conveniente fijarse un tanto en el mensaje. El expedidor acostumbra a ser ignoto y lleva como dominio del correo algo que nada debe ver con una compañía de correo. No hagas caso, si estás aguardando algún envío y no se te encuentra, la propia empresa te va a llamar por teléfono para concertar la cita. Otra solución puede ser navegar por la página web oficial del sitio del que te han mandado la oferta y revisar que verdaderamente existe. Fíjate siempre y en todo momento en un detalle, acostumbra a tratarse de un correo que tiene un castellano muy particular, está efectuado con traductor automático.

Me han engañado, ¿qué hacer?

Dejar de lamentarse y poner de forma automática una demanda frente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Asimismo, y si bien te dé algo de vergüenza, al estar en tus redes sociales de esa estafa. De este modo evitarás que otras personas caigan en ella. Caso de que hayas efectuado el pago a través de la plataforma de Paypal, debes avisar el caso puesto que se van a hacer cargo de restituirte el dinero.

Uno de los medios de pago preferidos para los estafadoras es usar Western Union o bien HalCash, en tanto que acostumbran a dejar poco indicio y recobrar el dinero pagado es casi imposible. Si has pagado con tarjeta de débito o bien de crédito, cuando tengas la demanda presentada puedes contactar con la empresa de seguros de quien emite la tarjeta y consultar si tu caso queda cubierto. Con un tanto de suerte vas a poder tener tu dinero contigo nuevamente.

Resumiendo, la mejor manera de eludir caer en una trampa por Internet o bien en un timo es la de llevar una precaución extrema. Recuerda que absolutamente nadie da duros a 4 pesetas, y que y tambiénl mejor aliado de los estafadores es la prisa y jugar con tus ilusiones. Ya antes de dar cualquier paso, estudia un tanto para revisar si ese correo que tienes entre manos y que te produce sospechas se trata de un intento de estafa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *