De esta manera van a ser los ERTE desde el 1 de abril

Yolanda Díaz y los ERTE

La reforma laboral ha aprobado un nuevo diseño administrativo para los expedientes de regulación de empleo (ERTE) tras su utilización masiva a lo largo de la pandemia.

Con este nuevo esquema las compañías ven ampliadas las posibilidades de subscribir esta herramienta y se prioriza la reducción de la jornada sobre la suspensión de empleo y, teóricamente, esta última sobre el despido, en casos de crisis económicas o bien de la propia empresa.

Las condiciones singulares de los ERTE por la pandemia acaban el próximo veintiocho de febrero , mas el Gobierno acordó el día de ayer con patronal y sindicatos prorrogar hasta el treinta y uno de mayo las presentes condiciones de los ERTE Covid –que todavía afectan a más de cien trabajadores–.

La meta es que las compañías que estimen que deben continuar con el ERTE transiten a lo largo de este mes a los nuevos modelos aprobados en la reforma laboral. Hoy día hay más de cien trabajadores con su empleo total o bien parcialmente suspendido por la pandemia.

En general, ya antes de la reforma –que entró en vigor el treinta y uno de diciembre, salvo ciertas cuestiones incluidas múltiples referidas a los ERTE– la normativa laboral incluía 2 géneros de ajustes temporales de empleo: los conocidos en el argot jurídico como ETOP (que se generaban por razones económicas, técnicas, organizativas o bien de producción), que eran la enorme mayoría de los que se generaban.

Seguidamente, los ERTE a la fuerza mayor que, en contraste a los precedentes, proseguían necesitando del permiso de la autoridad laboral y estaban limitados a empresas que se veían perjudicadas por situaciones extremas como incendios de sus instalación, inundaciones o bien afín.

Hasta el momento en que llegó la pandemia, y el Gobierno incluyó el Covid-diecinueve como causa mayor y estos ERTE llegaron a afectar a tres con seis millones de trabajadores en mayo de dos mil veinte. Desde ese momento, el Ejecutivo y los interlocutores sociales han ido pactando prórrogas de estos ERTE convenientes al Covid cambiando sus requisitos y ayudas en todos y cada pacto.

Ahora, la reforma laboral, ha aprobado un diseño terminante de dichas herramientas que altera estas 2 modalidades de ERTE ETOP y de fuerza mayor y crea un tercer género de ajustes temporales de empleo: el mecanismo RED, para cuando exista una crisis económica extendida y coyuntural (ERTE cíclicos) o bien cuando haya algún ámbito perjudicado por algún género de transición o bien reconversión (ERTE sectorial).

En los dos casos novedosos (regulados en el artículo cuarenta y siete bis del Estatuto de los Trabajadores) el Gobierno va a deber autorizar su aplicación en un consejo de ministros. Exactamente, el Ejecutivo tiene previsto hacer una primera activación de un ERTE sectorial para las agencias de viajes desde abril.

Conforme todo esto, estas son las primordiales nuevas peculiaridades de los modelos de ERTE que deberá forma terminante desde el próximo 1 de abril:

ERTES ETOP

Se sostienen como los ajustes generales y, de manera previsible proseguirán siendo más habituales y las compañías los amoldarán cuando tengan inconvenientes económicos, técnicos, organizativos o bien de producción. Aunque se acortan y facilitan los procedimientos y plazos de su tramitación administrativa.

En estos ERTE prosigue sin hacer falta el visto bueno de la autoridad laboral –algo que se suprimió en la reforma de dos mil doce para los ajustes de empleo extintivos o bien temporales, salvo para los de fuerza mayor–; mas sí deben proseguir negociándose con la representación legal de los trabajadores.

Sin embargo, el periodo de consultas para negociar estos ERTE se reduce de quince a siete días en empresas con menos de cincuenta trabajadores; además de esto el plazo para formar la comisión negociadora pasa de siete a cinco días. En el caso de no existir representación legal de los trabajadores en la compañía, el plazo para formar la comisión representativa baja de quince a diez días. Además de esto, la compañía va a poder prorrogar la vigencia del ERTE, a lo largo de su vigencia, siempre que sostenga anteriormente un periodo de consultas de 5 días como máximo con la comisión negociadora.

ERTE a la fuerza mayor de carácter temporal

Se sostiene la obligatoriedad para la compañía de pedir a la autoridad laboral pertinente (autonómica o bien nacional) la autorización de este ERTE, acreditando en esta solicitud las pruebas de que se genera la situación de fuerza mayor.

Al tiempo, la compañía debe informar a la representación de los trabajadores. Como novedad, se incorpora a la ley ordinaria una medida adoptada a lo largo de la pandemia: la autoridad laboral va a deber solucionar la petición en el plazo de 5 días, reconociendo o bien no la existencia de la fuerza mayor. Y, si transcurriese dicho plazo sin contestación, operará el silencio administrativo positivo y el ERTE va a quedar de manera automática autorizado.

Otras novedades comunes a los ERTE (ETOP y de Fuerza mayor)

En la modalidad de ERTE de reducción de jornada (asimismo pueden ser de suspensión temporal del empleo) esta va a poder recortarse entre el diez por ciento y el setenta por ciento de la jornada. Y, como novedad, la regla establece prioridad de los ERTE de reducción de jornada sobre los de suspensión de los contratos.

En esta línea, y como se ha hecho con los ERTE Covid, la ley recoge asimismo la posibilidad de que las compañías puedan sacar o bien incluir a los trabajadores del ajuste conforme las necesidades. Eso sí, para afectar o bien desafectar a los empleados la compañía va a deber informar asimismo anteriormente a los representantes de los trabajadores y a las oficinas del Servicio Público de Empleo (SEPE).

En los dos géneros de ERTE se sostendrá la prohibición de que los trabajadores de las compañías con uno de estos ajustes hagan horas excepcionales, externalicen actividades o bien hagan nuevas contrataciones, salvo que no haya absolutamente nadie en la compañía para efectuar las labores externalizadas o bien las de nueva contratación.

En el caso de los ERTE ETOP, las exoneraciones empresariales van a ser del veinte por ciento , condicionadas a la realización de acciones formativas, y en el caso de los de fuerza mayor, del noventa por ciento . En las dos modalidades estas ayudas van a estar vinculadas al mantenimiento del empleo a lo largo de los 6 meses siguientes al ajuste y las compañías van a ver aumentado el crédito libre para la capacitación.

Nuevo Mecanismo Red

La reforma laboral incluyó la creación de una tercera modalidad de ERTE, inspirados en esta clase de ajustes en Alemania, que van a entrar en vigor el próximo 1 de abril. Es el llamado Mecanismo Red. Se trata de unos ajustes que se regirán por los ERTE ETOP y de fuerza mayor del artículo cuarenta y siete del Estatuto de los Trabajadores con ciertas peculiaridades. La primera y más esencial es que su activación va a depender del Gobierno que deberá autorizarlos en un Consejo de Ministros.

Esta nueva modalidad incluirá 2 subtipos de ajustes temporales de empleo: los cíclicos, que se activarán cuando la circunstancia económica y van a poder perdurar como máximo un año. La segunda clase de ERTE del Mecanismo Red va a ser la modalidad sectorial, que se activará por la parte del Ejecutivo cuando de este modo lo necesite un campo de actividad específico que atraviese una crisis provocada por causas interanas o bien externas y necesite pasar por procesos de reconversión o bien recualificación de sus trabajadores. En un caso así van a tener asimismo una duración de un año , mas van a poder tener hasta 2 prórrogas de 6 meses cada una.

El Gobierno se ha comprometido a activar en el mes de abril uno de estos ERTE sectoriales para las agencias de viajes, heridas de muerte por la pandemia de Covid y por los profundos cambios que atraviesan estas actividades por la llegada de la tecnología y la multitud de webs de reservas turísticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *