De esta forma puede asistir la IA a frenar el despilfarro de comida

Los métodos tradicionales de control de calidad demandan que los obreros prueben un pequeño número de envases. La prueba de término de Tetra Pak examina la imagen de cada envase a través de un sistema que contiene un modelo de redes neuronales profundas capaz de identificar si un envase presenta inconvenientes o bien no. Merced a la IA, Tetra Pak puede comprender mejor los inconvenientes de producción de sus clientes del servicio y hacer recomendaciones, relacionar fallos con ajustes del proceso y abordar las causas latentes relevantes. “Una sola máquina”, afirma Johan Nilsson, vicepresidente de soluciones industriales y digitales cuarenta de Tetra Pak,“fabrica unos 7 envases por segundo, lo que hace que la inspección manual individual de cada envase resulte imposible. Con esta tecnología, tanto Tetra Pak como sus clientes del servicio pueden asegurar la calidad y la apariencia que se les demanda a nuestros envases”.

Ahora solo queda, aparte de que más productores prosigan convirtiendo sus procesos, con o bien sin inteligencia artificial para ser más eficaces y no desaprovechar comestibles, que las personas hagamos lo mismo. Con IA o bien sin ella, debemos ser siendo conscientes de que lo que tiramos, lo que no consumimos, lo que generamos de más, es comida que otras personas no pueden ni van a poder consumir, y que además de esto trastorna el medioambiente y el ecosistema natural. Seamos conscientes, sí, de que la tecnología puede asistir, mas quien más lo puede hacer somos mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *