Crean una ‘piel artificial’ que te hace invisible

Los soldados del futuro

De este modo es, los soldados del futuro próximo podrían entremezclarse de forma invisible con su ambiente, de la misma manera que lo hacía el monstruo alienígena en la película “Depredador” de mil novecientos ochenta y siete. Los nuevos metamateriales representan que los soldados no solo pueden entremezclarse con su ambiente, sino asimismo pueden ser invisibles para los sensores de calor, lo que los hace considerablemente más bastante difíciles de advertir.

La “piel” de camuflaje estaría hecha de parches flexibles que cubrirían a los soldados haciéndolos invisibles tanto de día como a la noche merced a la posibilidad de hacerse funcionalmente invisible en el fantasma de luz perceptible a infrarrojo. Los estudiosos aseveran que la tecnología está inspirada en las capacidades de camuflaje de animales como el calamar y el pulpo, que son especialistas del disfraz. Estos cefalópodos se desvanecen ante nuestros ojos y se transforman, por servirnos de un ejemplo, en corales variados o bien conjuntos de algas que se balancean con las corrientes marinas.

«En este estudio, se desarrolla una piel inapreciable multiespectral que deja que la piel humana se mezcle activamente con el fondo tanto en el fantasma integrado perceptible IR (radiación infrarroja) solo a través de un simple control de temperatura con un dispositivo bifuncional flexible (con enfriamiento y calentamiento activos)», exponen los especialistas.

Las pantallas pixeladas cubren los parches y consisten en una unidad termoeléctrica (TE) que se enfría o bien calienta aplicando una corriente eléctrica inversa. Los parches flexibles cambian de colorado, verde a azul en dependencia de la temperatura determinada por los pixeles. De este modo, cada pixel cambia secuencialmente su color / temperatura en función de sus situación relativa.

En una demostración con humanos, observaron que los «pixeles individuales en la piel artificial inapreciable se ajustaban de manera rápida al ambiente de fondo con tal precisión que parecía tal y como si hubiese un orificio vacío en la mano», comentan en el estudio.

Con un material tan deseado por el personal militar para operaciones enmascaradas, los estudiosos aguardan que este trabajo “contribuya al desarrollo de wearables militares enmascarados blandos de próxima generación”. Si bien el estudio sirve sencillamente como una prueba de término y precisa ser refinado, supone un enorme avance en los materiales termocrómicos. Vamos cara la invisibilidad total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *