Crean una piel artificial que siente ‘dolor’

Tal y como si de una película de ciencia ficción se tratase, los robots podrían pronto sentir dolor merced al desarrollo de una nueva piel electrónica que puede imitar sensaciones incómodas por la parte de científicos de la Universidad de Glasgow (R. Unido).

La mano mecánica pertrechada con la piel inteligente con la que efectuaron el experimento, mostró una notable capacidad para aprender a reaccionar ante estímulos externos, como un pinchazo en la palma de la mano.

El prototipo de piel electrónica que deja a los robots registrar el dolor se presenta en la gaceta Science Robotics, exponiendo que es un avance significativo en la robótica sensible al tacto que aun podría progresar las prótesis, al darles una sensibilidad al tacto prácticamente humana.

¿De qué manera marcha?

El prototipo de piel artificial usa un nuevo género de sistema de procesamiento basado en «transistores sinápticos, que imitan las vías neuronales del cerebro para aprender» a sentir dolor, como marchan los dispositivos de la famosa novela “Ready Player One” de Ernest Cline.

Sensores como estos, por norma general generan un enorme volumen de datos que pueden tomar tiempo para ser procesados apropiadamente por una computadora y contestar a ellos, lo que provoca demoras que reducirían la eficiencia potencial de la piel en labores del planeta real. Mas los ingenieros han logrado suprimir los retrasos y el consumo de energía de conceptos precedentes, inspirados en el sistema inquieto periférico humano.

Una red de ciento sesenta y ocho transistores sinápticos, compuestos de nanocables de óxido de cinc que pueden extenderse sobre una superficie flexible, se desplegaron en una «mano» con forma humana pertrechada con sensores de piel para crear un apéndice robótico que era capaz de distinguir entre un toque ligero y pesado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *