COVID-19: de este modo nos podrían resguardar los anticuerpos de tiburón

Los anticuerpos en la sangre de los tiburones nodriza pueden impedir que el virus SARS-CoV-dos infecte a las células humanas

Los tiburones nodriza (Ginglymostomatidae) son predadores que viven en el fondo del mar y avizoran a sus presas en aguas cálidas y poco profundas de los océanos Atlántico y Pacífico. En un nuevo estudio publicado en Nature Communications, los científicos sugieren que estos tiburones podrían ser la clave para un nuevo tratamiento más eficiente contra la COVID-diecinueve.

Los estudiosos han encontrado que unos enanos anticuerpos que se hallan en la sangre de estos tiburones pueden impedir que el SARS-CoV-dos, el virus que causa la COVID-diecinueve, y sus variaciones, entren y también inficionen las células humanas.

Estos resultados podrían asistir a los estudiosos a desarrollar tratamientos eficientes para futuros brotes de virus trasmitidos por animales (zoonosis). Con estos anticuerpos se podría suministrar inmunidad contra los virus sin precisar vacunar a las personas inmunodeprimidas y que no responden bien a la vacunación.

Estas proteínas, afines a los anticuerpos, se conocen como receptores de antígenos variables (VNARS). Los VNARS de tiburón tienen una décima una parte del tamaño de los anticuerpos humanos. Los VNARS se unen a las proteínas virales de manera que impiden la infección.

Los tiburones llevan en el planeta cerca de quinientos millones de años y, en ese tiempo, han desarrollado un excepcional sistema inmunitario con mecanismos de defensa que no tienen otros mamíferos, lo que los transforma además de esto en animales inmunes al cáncer. conforme el Journal Sentinel.

Los anticuerpos extraídos del sistema inmunitario de los tiburones nodriza han probado ser eficientes contra el coronavirus y sus variaciones en ensayos in vitro con células de pulmón y riñón embrionario humano. Los estudiosos descubrieron que los anticuerpos bloquean la entrada del virus en las células impidiendo que la proteína «spike» o bien de espiga se una al receptor ACE2 de las células humanas.

Si bien se trate de anticuerpos de tiburones, los estudiosos aseveran que son suficientemente afines a los anticuerpos humanos para que el rechazo sea poco probable. El peligro es que siendo tan pequeños podrían filtrarse por los riñones de los pacientes más velozmente y que no tuviesen la ocasión de actuar para crear inmunidad. Los científicos piensan que los ensayos en humanos y el desarrollo de un tratamiento con anticuerpos de tiburón podrían llegar en un par de años.

REFERENCIA

Mechanisms of SARS-CoV-dos neutralization by shark variable new antigen receptors elucidated through X-ray crystallography

Foto: John Turnbull

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *