Como elegir iluminación exterior

Las terrazas y jardines cobran vida cuando hace buen tiempo. De hecho, son espacios de los que disfrutamos casi todo el año, a excepción de los días que hace más frío. Por esto la iluminación de exteriores es clave para crear ambientes agradables y accesibles. Pero no solo los patios o terrazas, las entradas, los pasillos exteriores u otros puntos exteriores de la casa necesitan estar bien iluminados. ¿Cómo organizar una buena iluminación exterior? Te damos algunos consejos en este artículo.

Iluminación exterior

Lo primero que debemos hacer cuando planteamos un proyecto de iluminación exterior es dividir los  exteriores por zona, ya que no podemos iluminar igual una fachada que un jardín, por ejemplo. Por tanto, lo primero es tener claras cuales van a ser las áreas que vamos a iluminar e idear un proyecto para cada uno. Estas son las posibles zonas que puede que haya en tu casa:

  • Puerta de entrada a la propiedad
  • Caminos y zonas de paso exteriores
  • Jardines, patios, zonas verdes
  • Porches o rincones resguardados de descanso
  • Fachada
  • Otras áreas de disfrute (ej. Área piscina).

Más allá de esta clasificación genérica cada uno debe hacer la suya propia en función de las características de su casa. Pero, ¿por qué es importante esto? Pues porque para cada zona dedicaremos un tipo de iluminación particular.

Puerta de entrada

La puerta de entrada es la imagen principal de la casa, y no solo debemos iluminarla por razones obvias, como que sea más fácil entrar en casa cuando llegamos de noche, sino porque es la que da el toque final al diseño y estructura del edificio. Lo ideal es instalar algún proyecto de luz, pero que en ningún caso sea una luz estridente, fuerte o que sobresalga por encima de las de los vecinos. Algo que nos permita iluminar la puerta, que sirva como elemento decorativo pero que no invite a pasar a todo el mundo que pase por allí. No debe llamar tanto la atención.

Caminos y pasos exteriores

En las casas medianas o grandes suele haber zonas con pasos intermedios o pasillos exteriores que nos dirigen a las diferentes entradas de la casa. Es esencial que estén bien iluminados. Pero en este caso te aconsejamos una iluminación muy sutil, pequeños led en el suelo o en las paredes. Es más aconsejable que grandes foques o paneles que iluminen todo el exterior de forma general. La gracia es jugar con el contraste. Tampoco queremos que parezca de día, no es necesario y menos en los pasos intermedios. Debe ser iluminación directa, enfocada hacia la zona de paso. Te aconsejamos luces que funcionen con sensor de movimientos para ahorrarte dinero. Piensa que es una zona en la que no haces vida, simplemente de paso. Haz que la luz se ilumine cuando vayas a pasar. Las balizas y empotrables de suelo son ideales para caminos.

Jardines

El jardín es esa zona que se suele cuidar tanto, llena de verde, pero a la que le sacamos menos partido. Es una zona de ambientación, que le da un aire fresco a tu jardín. Aunque no la usemos, este aire fresco que nos aportan las plantas es ideal también por la noche. Por esto recomendamos siempre iluminar las partes ajardinadas del exterior de una casa. Para estos casos es necesario utilizar luces IP68 que puedan ser mojadas a diario sin que se deterioren. Las estacas son uno de nuestros formatos preferidos para la iluminación de arboles.

Porches y zonas de descanso

Son aquellos espacios a los que sacamos más partido. Ya sea para hacer cenas al aire libre o para tumbarnos al aire fresco antes de ir a dormir. Reivindicamos espacios al aire libre que puedan ser usados día y noche. En estas zonas la iluminación puede ser tan creativa y variada como uno quiera. Eso sí, aconsejamos una luz cálida para espacios acogedores. Con mayores toques de luz en las zonas donde se come y con menos en las zonas de descanso donde haya los sofás. Podemos usar lámparas, apliques de pared, leds, etc. Lo que encaje más al estilo de tu porche.

Fachada

La fachada es la carta de presentación de tu casa. Y la iluminación es clave. Te aconsejamos unos buenos apliques de pared que dejen ver la silueta de su arquitectura. Los podrás empotrar en techos, paredes o donde sea más conveniente.

Consejos finales para iluminar tu casa

 Antes de ponerte como un loco a buscar luces para tu exterior, platea el proyecto. Define el presupuesto, las áreas que quieres intervenir y el estilo decorativo que quieres seguir, siempre que se pueda acorde con el de la casa. Mide los espacios a iluminar, y define aquellas zonas críticas que necesitan iluminación de forma urgente. Luego consulta con un experto para estudiar la forma de conectar toda esta iluminación al sistema de electricidad, es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *