Cómo dejar a un lado los ultraprocesados

Se consideran alimentos ultraprocesados aquellos que han sufrido transformaciones respecto a cómo se encuentran en la naturaleza y que, por lo tanto, no se parecen en nada a su forma original.  En su etiquetado es frecuente leer materias primas refinadas tales como almidón, azúcar, aceites o sal. Además, en su composición, están presentes una gran variedad de aditivos industriales como conservantes, colorantes, edulcorantes, potenciadores del sabor o emulsionantes. 

Por si esto fuera poco, para la elaboración de estos alimentos, se suelen emplear técnicas y procesamientos previos poco saludables como la hidrogenación, fritura de los aceites, la hidrólisis de las proteínas y refinación de harinas o cereales. 

Sabemos que es muy difícil desterrarlos por completo de tu alimentación, por ello, aquí tienes unos cuantos trucos y consejos para dejar a un lado los ultraprocesados.

Comprar más en el mercado y menos en el supermercado

Pizzas congeladas, patatas fritas, embutidos, bebidas energéticas… Más del 70% de los productos de los supermercados son alimentos ultraprocesados. Para evitarlos, una buena estrategia es ir a realizar la compra a los mercados tradicionales ya que aquí encontraremos alimentos de verdad en lugar de tantos productos procesados. En el mercado encontrarás frutas, verduras, carnes, pescados, legumbres, frutos secos o huevos. Es decir, todo lo necesario para seguir una alimentación saludable, como puede ser la dieta mediterránea.

Además de encontrar productos frescos, realizar la compra en los mercados ofrece otras muchas ventajas como la posibilidad de ayudar a la economía local, ya que los productos suelen provenir de puntos cercanos de nuestra ciudad. 

Pon atención a las etiquetas

Es importante prestar atención a las etiquetas de todos los productos que consumes, ya que más de uno puede darte una sorpresa. Las etiquetas de información nutricional nos aportan información muy valiosa a la hora de realizar la compra y, aunque parezca mentira, muy pocas personas le dan la importancia que se merece. 

Además de la información nutricional, cada producto aporta un listado donde podemos ver, de mayor a menor proporción, cada uno de sus componentes. Según afirma el periodista Michael Pollan, debemos evitar aquellos alimentos que contengan más de 5 ingredientes ya que es muy probable que se trate de un ultraprocesado. 

Este pequeño gesto es muy importante, ya que conocer los ingredientes nos puede ayudar a descartar aquellos productos que tengan más grasas o sodio, y así reducir o directamente evitar su consumo. 

Cocinar y comer más en casa

Aprender a cocinar es una de las mejores maneras de evitar los alimentos procesados. Normalmente, utilizamos alimentos naturales y frescos cuando cocinamos por lo que cocinar en casa con consciencia nos pude aporta muchísimos beneficios para nuestra salud y para dejar a un lado los productos procesados.

Además, si decides cocinar en casa mientras cocinas puedes ver la televisión, jugar una partida a los juegos de blackjack online o leer un libro de recetas para elaborar nuevos y nutritivos platos. 

El problema de quitar tentaciones es que no siempre es tan fácil, pero si pones en práctica alguno de los consejos que te hemos dado seguro que conseguirás reducir el número de alimentos procesados en tu lista de la compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *