cinco extraños actos sexuales del reino animal

A lo largo de la primera y triste escena de la película Buscando a Nemo, una pareja de peces payaso, Marlin y Coral, observa con orgullo la gran puesta de cuatrocientos huevos hasta el momento en que una barracuda espantosa pone fin a tan idílica imagen, devorando a la hembra y a todos y cada uno de los huevos menos uno. El macho, triste y solitario, se vuelca entonces en la crianza del único superviviente, Nemo.

El principio de la película no es muy diferente de la realidad, con la diferencia de que, por norma general, no forman parejas sino más bien pequeños cardúmenes. Cada conjunto acostumbra a ocupar una anémona o un conjunto de ellas, y se compone de una hembra — siempre y en todo momento la dominante—, un macho reproductivo y múltiples machos menores sin derecho a reproducción. Al lado de ese detalle, el proceso es afín. Los machos limpian esmeradamente la anémona y, cuando la zona está ya lista, la hembra dispone los huevos, que son regados después por el esperma del macho reproductivo.

Una sola puesta puede tener de trescientos a quinientos huevos. El cuidado de la puesta recae sobre el macho, que va a deber adecentar y observar los huevos contra posibles intrusos. Mas si un predador se aproxima, es la hembra, más grande y violenta, la que acostumbra a proteger el nido.

No obstante, si la hembra muere —como le sucede a Coral en la película—, el cardumen se queda sin líder, y empieza un proceso muy curioso. El macho reproductor empieza a amontonar estrógenos y transiciona a hembra en escaso tiempo . Se convierte en la dominante del cardumen, y el próximo macho en la jerarquía se transforma en el macho reproductor. A este acontencimiento se le llama hermafroditismo protándrico —del heleno πρωτο-, prōto-, ‘primero’ y ἀνδρός, andrós, ‘varón’—, esto es, si bien el animal durante su vida puede tener los dos sexos, aparecen de forma secuencial, primero es macho, cambian a hembra solo desde cierto instante.

REFERENCIAS:

Goss, R. J. mil novecientos noventa y dos. The evolution of regeneration: Adaptive or inherent? Journal of Theoretical Biology, ciento cincuenta y nueve(dos), doscientos cuarenta y uno-doscientos sesenta. DOI: 10.1016/S0022-5193(cinco)80704-cero

Hinojosa Ruiz, C. dos mil dieciocho. El ABC del pez Betta splendens. Publicación independiente.

Lawrence, S. E. mil novecientos noventa y dos. Sexual cannibalism in the praying mantid, Mantis religiosa: a field study. Animal Behaviour, cuarenta y tres(cuatro), quinientos sesenta y nueve-quinientos ochenta y tres. DOI: 10.1016/S0003-3472(cinco)81017-seis

Madhu, K. et al. dos mil seis. Protandrous hermaphroditism in the clown fish Amphiprion percula from Andaman and Nicobar islands. Indian Journal of Fisheries, cincuenta y tres(cuatro), trescientos setenta y tres-trescientos ochenta y dos.

Stölting, K. N. et al. dos mil siete. Male pregnancy in seahorses and pipefish: beyond the mammalian model. BioEssays, veintinueve(nueve), ochocientos ochenta y cuatro-ochocientos noventa y seis. DOI: 10.1002/bies.20626

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *