Charlemos de microcemento y hormigón impreso

Una forma de ver la decoración que se sostuvo en diferentes estilos es esconder todo lo que es posible la estructura, la construcción y de qué manera está hecho un edificio. Se trata de disimular “las imperfecciones” que son naturales en los materiales de construcción, aparte de entregarle al espacio una ambientación con independencia de de qué forma haya sido la obra.

En la otra cara de la moneda tenemos los estilos que emplean la construcción como parte íntegra del edificio. Esto lo vemos meridianamente en estilos de decoración como el industrial, en el que se debían dejar al descubierto elementos edificantes para ahorrar dinero. En los estilos de decoración moderno y minimalista no vemos las paredes tan desnudas, mas ya no se disimulan tanto.

Lo raro es que en estos 3 estilos (no son los únicos) se busca un acabado limpio. El microcemento y el hormigón impreso son dos de las técnicas que quedan realmente bien para estas decoraciones en las que la construcción no se oculta y tampoco es el foco de atención.

En el medio de esta tendencia, los dueños y diseñadores tienen cada días un poco más opciones alternativas para realizar sus proyectos de decoración. Entre los fabricantes está MyRevest, cuya apuesta se centra en recubrimientos ornamentales con un enfoque muy elegante y limpio para crear espacios con una mejor calidad de vida.

Los recubrimientos de microcemento: dinamismo y modernidad

Realmente, fue una solución que se empezó a incorporar por razones económicas. El microcemento es sencillamente una aleación de cemento con partículas finas y pigmentos capaces de darle diferentes colores. El resultado es una pasta polivalente que se aplica con la mano y puede ir sobre todo género de superficies.

Lo más habitual es que se busque un acabado muy llano en las paredes y el suelo. Es una base sólida y prudente con un sinnúmero de posibilidades. Esto da pie a que se exploten estilos interesantes como el industrial, en el que en muchas ocasiones ni tan siquiera se pintan las superficies y hasta podría quedar desnuda una pared de ladrillos.

Asimismo se puede decantarse por acabados más finos y reservados, con una terminación totalmente limpia. Este es el caso del minimalismo, en donde priman las líneas rectas y la carencia de decoración y elementos superfluos, de forma que se realce la utilidad de los espacios.

Este material es asimismo muy flexible por el hecho de que queda bien en prácticamente cualquier espacio con un tanto de planificación. Se puede expedir a fabricar con acabados más refulgentes o mates, aparte de escoger diferentes colores. Lo más usual podría ser un acabado mate en gris, mas es buena ocasión para localizar algo más adaptado como un colorado satinado.

El hormigón impreso: estética y durabilidad

Es otra alternativa accesible en materia de decoración, mas con unos resultados increíbles. Reemplaza poner piedras y porcelana, con un resultado muy similar. Es una técnica consistente en estampar y texturizar el hormigón fresco con moldes para dar un acabado interesante.

Se trata de un pavimento de bajo espesor como el microcemento, por lo que asimismo es simple de moldear y se puede emplear en paredes. Es merced a esto que da, con la aplicación adecuada, imita de forma fiel piedra, ladrillos, losas y hasta la madera. Y esto es con todas y cada una los beneficios de emplear hormigón.

Es un material resistente al desgaste del paso del tiempo y a golpes, aparte de no ceder a los agentes climáticos. El mantenimiento es bastan básico: apenas renovar el barniz todos los años para los suelos por los que pasan vehículos habitualmente, por lo menos si se busca sostener ese acabado.

Son peculiaridades que se acostumbran a buscar en construcciones veloces y de bajo mantenimiento pues no se sacrifica la calidad del acabado. Más bien, se utilizan las propiedades del hormigón de una manera interesante para un resultado limpio y bastante bonito.

La aplicación del hormigón impreso asimismo es muy atractiva. Se hace en escaso tiempo por un coste competitivo, se reproduce prácticamente cualquier material en diferentes acabados y texturas y no es preciso un enorme equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *