¿Por qué tener catálogos digitales para empresas B2B es una excelente estrategia de ventas?

Las ventas digitales son cada vez más frecuentes y establecer estrategias que permitan optimizar los procesos y colocar los productos en espacios de fácil acceso para los compradores es clave, sobre todo cuando se atiende al sector B2B. Con los catálogos digitales este objetivo se cumple de forma eficiente y hoy vamos a descubrir por qué.

Las ventas digitales están tomando cada vez más espacio en el mundo moderno. La forma cómo realizamos nuestras acciones diarias define, en buena medida, las estrategias que utilizan las empresas para hacernos llegar lo que sea que estén ofreciendo y ese es un principio que también impera en los comercios que realizan intercambios de tipo B2B.

Pues bien, una de las formas más sencillas y eficientes que existen para lograr involucrarse en este tipo de estrategia es con el uso de un Punchout Catalog. Este es un método que funciona a través de una plataforma que está integrada a la nube y que organiza todo el proceso de compra de manera rápida y automatizada, incluso si no se sabe nada de tecnología.

Un proceso en la nube

Disponer de un mecanismo de trabajo que esté alojado en la nube es beneficioso por múltiples razones en los tiempos actuales. Lo primero es que suplanta la dependencia de trabajar en un lugar específico con un equipo específico, ya que se puede tener todo disponible en cualquier lugar y al momento en que se necesite.

Además, se aprovecha la automatización que es la que evita estar realizando cuentas y cuentas de todo lo relacionado a las ventas (inventario, compras, pagos, etc.) facilitando que los procesos fluyan, incluso cuando no se está activo en el trabajo. Quiere decir que no hay dependencia de nadie y, por ende, los cuellos de botella no ocurren.

El funcionamiento de un catálogo digital

Para tener disponible el catálogo digital de un negocio es indispensable sumarse a alguna red de buena reputación que ayude en este proceso y que ya tenga parte del trabajo avanzado. Lo normal es que el catálogo funcione por medio de 3 fases:

  • La fuente: en este punto es que se inicia todo el ciclo de trabajo y se definen elementos como el tipo de abastecimiento que se está buscando recibir para generar un impacto positivo en las cuentas. Cuando se tiene bien planificado el ciclo, tanto de materiales de impacto directo como indirecto, es posible obtener un importante ahorro. También se gestionan los elementos jurídicos que hagan falta.
  • Gestión de compras: nada mejor que disfrutar de un mecanismo que permita enfocar la atención en soluciones de compra que sean seguras y apropiadas para el momento. Así, cada empleado que se involucra en el proceso será capaz de saber qué acción debe tomar y cómo lograr que una compra sea lo más simple y sencilla para el cliente.
  • Sistemas de pago: el último aspecto se relaciona con los pagos y el cumplimiento de un proceso que realice todas las acciones de forma automática. Así, las cuentas por pagar son capaces de verse con facilidad y se pueden organizar las facturas para que los proveedores conozcan toda la información de primera mano y se mantenga tanto un flujo de efectivo conveniente como una importante reducción de los costes en todo el proceso de trabajo.

El uso de un catálogo digital para ofrecer en sistemas B2B va mucho más allá de tener presencia en la red. Se trata de avanzar en una metodología práctica que es útil para casi cualquier nicho y que ahorra muchos problemas en el camino de las ventas, sobre todo cuando sabemos que los clientes tienen el tiempo contado y que agradecen los procesos que les ayuden a obtener lo que les hace falta en el menor tiempo posible. Al final es útil para ambos involucrados y sobre todo, hace la vida más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *