Aokigahara, el bosque de los suicidas

Aokigahara, el bosque de los suicidas

Aokigahara es el segundo sitio del planeta donde más personas asisten a terminar con su vida. El primero, es el popular puente Golden Gate de la ciudad de San Francisco (EE.UU.)

El Aokigahara es un bosque de treinta y cinco quilómetros cuadrados situado al nordoeste del monte Fuji entre la prefectura de Yamanashi y la de Shizuoka, en el país nipón, a unos cien quilómetros al oeste de Tokyo. Este espacio natural de gran belleza, conocido como el bosque de los suicidios, tiene un espeso mantón de pinos que acumula y oculta una larga historia de historias poco afortunadas y mitología nipona llena de diablos.

En verdad, existen poemas con mil años de antigüedad que charlan de este rincón nipón como un ‘bosque maldito’. Tal es la afluencia de personas que asiste de año en año a quitarse la vida a este -lúgubre- bosque, que el gobierno instaló diferentes señales de advertencia en múltiples idiomas para procurar mudar la opinión de los que asisten por esta razón. Ciertos mensajes dicen: ‘Tu vida es un precioso regalo de tus progenitores. Por favor piensa en tus progenitores, hermanos y también hijos. No te lo guardes. Habla de tus problemas’, ‘No padezcas solo, ya antes, contacta con alguien’…

El gobierno nipón ha llegado aun a clausurar ciertas zonas; el turismo solo está tolerado en zonas observadas. Todavía de esta manera, los suicidios prosiguen produciéndose, llegando hasta prácticamente un ciento de muertes por año (si bien el gobierno se niega a dar cifras específicas, esta es la estimación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *