A qué hora hay que irse a dormir para reducir el peligro de enfermedades

Una investigación británico descubre la mejor franja horaria para irnos a dormir y eludir enfermedades cardiovasculares

Irse a dormir entre las 22:00 y las 23:00 puede prevenir enfermedades cardiacas, conforme una investigación reciente publicado en el European Heart Journal – Digital Health. En España, cuyo horario no corresponde con la hora solar el instante ideal de irse a la cama estaría por lo tanto entre las 23:00 y la medianoche.

Sabemos por otros estudios que los inconvenientes cardiacos están relacionados con una mala calidad de sueño. El creador del estudio, David Plans, asevera que irse a dormir a una hora razonable puede prevenir una gran parte de estos casos y asistir a que el corazón se sostenga sano.

Enfermedades cardiovasculares, más en las mujeres

El estudio UK Biobank controló a ochenta y ocho y veintiseis personas de G. Bretaña entre dos mil seis y dos mil diez. La edad promedio era de sesenta y uno años, con un rango de cuarenta y tres a setenta y nueve años, y cerca del cincuenta y ocho por ciento eran mujeres.

Los estudiosos tuvieron presente factores como la diabetes, el colesterol y el tabaquismo. Asimismo si los participantes eran madrugadores o bien nocherniegos. Además de esto, se compendiaron datos sobre los tiempos para conciliar el sueño con un dispositivo puesto en la muñeca a lo largo de 7 días.

«Nuestros descubrimientos sugieren la posibilidad de una relación entre el instante del comienzo del sueño y el peligro de desarrollar enfermedad cardiovascular, particularmente para las mujeres»

En el trascurso de este experimento, los estudiosos verificaron que cerca de tres mil ciento setenta y dos miembros desarrollaron enfermedades cardiovasculares como derrames cerebrales o bien ataques cardiacos.

Acostarse demasiado temprano o bien demasiado tarde es malo para nuestra salud

Plans asevera que el resultado logrado en el momento de acostarse temprano o bien tarde puede trastocar el reloj biológico. Esto puede tener consecuencias muy desfavorables para la salud cardiovascular.

En comparación con los que se quedaron dormidos entre las 22:00 y las 23:00, aquellos que se fueron a la cama pasada la medianoche tenían un veinticinco por ciento más de probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. Las probabilidades de enfermar asimismo aumentaron en un veinticuatro por ciento en los que se dormían ya antes de las 22:00.

El equipo de Plans estima que acompasar el sueño a fin de que coincida con el reloj biológico interno aclararía la asociación que existe con la salud cardiovascular. El ritmo natural de veinticuatro horas del cuerpo es esencial y puede impactar en la presión arterial o bien en el estado sensible.

Los especialistas aconsejan exponerse a la luz solar diurna para progresar el sueño, en tanto que el instante con mayores peligros se generó tras la medianoche. Esto puede reducir la probabilidad de ver la luz de la mañana y reiniciar el reloj biológico.

Si bien se debe investigar más sobre la duración del sueño como factor de peligro de enfermedades cardiacas, lo que sí sabemos seguro es que reposar bien tiene beneficios para nuestra salud. Hacer ejercicio, por poner un ejemplo, puede asistirnos a caer en brazos de Morfeo.

REFERENCIA

Accelerometer-derived sleep onset timing and cardiovascular disease incidence: a UK Biobank cohort study

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *